22 de septiembre de 2018
22.09.2018
La Opinión de Murcia
Reconocimiento

Un homenaje al 'espíritu de Ermua'

La antigua carretera de Sucina, que conecta la AP-7 con el centro urbano de San Javier, pasará a llevar el nombre de Miguel Ángel Blanco y será remodelada con más de un millón de euros

21.09.2018 | 21:23
María del Mar Blanco, López Miras y José Miguel Luengo asistieron al acto de descubrimiento de la placa de la nueva avenida.

María del Mar Blanco, diputada nacional, presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco y hermana del concejal asesinado hace 21 años por ETA, descubrió ayer en San Javier la placa de la Avenida Miguel Ángel Blanco, antigua carretera de Sucina, que conecta la AP-7 con el centro urbano.

El alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, afirmó que se trata de «un gesto del municipio de San Javier a la memoria, dignidad y justicia hacia Miguel Ángel Blanco y hacia todas las víctimas del terrorismo».

En el acto, al que también acudió el presidente regional Fernando López Miras, se anunció que la nueva avenida será objeto de una obra de remodelación integral por valor de 1,1 millones de euros financiados por un convenio firmado en San Javier por el presidente regional y el alcalde sanjaviereño.

Luengo quiso poner en valor la importancia de estas obras «en una zona en plena expansión» tanto por el polígono Los Urreas como el que se desarrolla al otro lado de la avenida que llega al centro urbano. El regidor destacó la construcción de un colector de aguas pluviales incluido en el proyecto de remodelación «para evitar los encharcamientos que se producen en la zona en periodos de lluvias intensas».

El consejero de Fomento Patricio Valverde fue el encargado de presentar las obras que se licitarán en octubre con un plazo de ejecución de cinco meses en un tramo por el que cada día circulan 5.500 vehículos.

Blanco agradeció en hombre de su familia este homenaje a su hermano, «con el que se recuerda y homenajea algo que no debemos olvidar nunca, el llamado 'espíritu de Ermua', que supuso la unidad social que daba inicio al fin de ETA».

Durante el acto de firma del convenio para la adecuación urbana y mejora de la accesibilidad de esta nueva avenida, López Miras indicó que esta actuación beneficiará también a los más de 1.700 trabajadores de las 46 empresas que hay en el Polígono Industrial de Los Urreas, y subrayó en los dos próximos años invertirán «más de 4,5 millones en obras de las que se beneficiarán las empresas situadas en los polígonos industriales de Los Urreas, El Pino y Dos Mares, en los que trabajan 3.100 personas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook