13 de septiembre de 2018
13.09.2018
La Opinión de Murcia
Pliego

Un estudio del ADN determinará si había dinastías en La Almoloya

El análisis de 60 de los cuerpos recuperados en el yacimiento, junto a 30 de La Bastida, servirá para conocer el parentesco de los individuos recuperados y los cambios sociales que se produjeron

12.09.2018 | 19:40
El yacimiento argárico de La Almoloya de Pliego, cuyas instalaciones eran el gran centro del poder de la época del Argar.

El yacimiento argárico de La Almoloya de Pliego fue el gran centro de poder de la civilización del Argar. Se trata de un espacio que está sacando a la luz la gran importancia de este asentamiento de la época del Bronce, que habitó el territorio de Sierra Espuña durante más de 600 años y cuyas investigaciones siguen engrandeciendo la cultura de esta sociedad con más de 4.000 años de antigüedad.

Tras los resultados de las últimas campañas, en las que se ha llegado a excavar cerca del 95% de la tercera y última fase del yacimiento, el equipo de investigadores trabaja ahora en la obtención de resultados a través del ADN de 60 de los cuerpos recuperados en La Almoloya junto a otra treintena pertenecientes a La Bastida y que se espera que determinen si esta civilización seguía líneas dinásticas, así como el parentesco entre los cuerpos de éste y otros yacimientos que ofrecerán información sobre la sociedad que integraba esa época y sobre la que se ha determinado un estatus de clases, el primero en las civilizaciones prehistóricas.

El Salón Social de Pliego acogió, ante más de 200 asistentes, una conferencia impartida por los responsables del 'Proyecto Bastida', entre lo que se encontraban todos los miembros del equipo de investigadores que trabajan en el yacimiento de La Almoloya y los asentamientos de La Bastida y la Tira del Lienzo, ambos en Totana. En la misma se informó de los últimos hallazgos y las líneas de investigación actuales en el que está catalogado como uno de los principales centros de poder de la era argárica en el Levante.

La Almoloya cuenta con un asentamiento «en el que se han localizado tres etapas distintas de esta cultura superpuestas, lo que demuestra los cambios sociales que fueron desarrollando desde su llegada hasta la extinción de la misma, presumiblemente por una revolución entre los distintos estamentos de sus clases sociales». Allí se encuentra un centro de poder densamente urbanizado que destaca por su excelente estado de conservación, entre angostas calles, complejos habitacionales con recintos palaciales, talleres y espacios domésticos. Destaca el descubrimiento de la tumba principesca, hasta la fecha, la más rica del mundo argárico.

Los restos óseos que están siendo analizados están determinando las lesiones que establecían las distintas clases sociales, así como la reconstrucción facial de los moradores de La Almoloya a través de los cráneos recuperados. Con la consecución de los derechos sobre el yacimiento para el Ayuntamiento durante los próximos 20 años, la idea que se mantiene sobre el mismo es la recuperación y musealización del asentamiento para poder darlo a conocer. Un yacimiento que fue descubierto en 1944 por Emeterio Cuadrado, saqueado durante décadas y excavado desde 2013 por un equipo de investigadores que, de la mano entre el Consistorio y con el respaldo de la Universidad Autónoma de Barcelona, convierten a Pliego en el máximo exponente de la civilización argárica.

Los trabajos pretenden seguir descubriendo las dos fases primeras del asentamiento, así como los moradores de este espacio, centro de la expansión del Argar por todo el territorio peninsular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook