02 de septiembre de 2018
02.09.2018
La Opinión de Murcia
Lorca

Los ganaderos de Zarzadilla de Totana, en pie de guerra

Cierran nueve granjas de conejos después de esperar "años para poder hablar con representantes del Ayuntamiento" e intentar solucionar el problema que padecen ante la falta de agua de explotaciones

01.09.2018 | 21:21
Una de las granjas de Zarzadilla de Totana, cerrada.

Los integrantes de la Agrupación de Ganaderos de la pedanía lorquina de Zarzadilla de Totana llevan años esperando poder hablar con los máximos representantes del Ayuntamiento de Lorca para intentar solucionar el problema que padecen ante la falta de agua para sus explotaciones. Afirman que lo intentaron, sin éxito, con el anterior alcalde, Francisco Jódar, y lo han vuelto a hacer con el actual, Fulgencio Gil, sin haberlo conseguido tampoco. Mientras tanto, permanecen cerradas nueve granjas de conejos que eran el motor que movía la economía de esta pedanía en la que apenas residen unas 300 personas como consecuencia del fenómeno que trae consigo la despoblación.

Aparte de los bajos precios de la carne que rigen en el mercado de la cunicultura, se ven obligados a tener que pagar el metro cúbico de agua a 2,05 euros, «con lo que resulta imposible seguir trabajando», dicen. Los ganaderos cooperativistas de las nueve granjas que han tenido que cerrar sus puertas han visto el cielo abierto cuando una empresa les ha propuesto comprarlas para la cría de pollos. Para ello, según los afectados «hace falta que las administraciones se mojen», porque en aplicación al vigente Plan General Municipal de Ordenación, «no dan las distancias entre unas y otras». Habría que hacer alguna modificación al respecto. Lamentan que en otras localidades existan polígonos ganaderos y que en Zarzadilla de Totana no ocurra lo mismo. Con ese fin solicitaron por primera vez el pasado mes de mayo , poder mantener una reunión con el alcalde, Fulgencio Gil. La respuesta por parte de quienes atienden el gabinete de alcaldía fue que «no nos preocupemos que nos llamarán pronto y ese pronto aún no ha llegado y al final habrá que coger una pala y derribarlas todas si no queremos dejar a nuestros hijos un recibo de contribución innecesario y sin beneficio alguno».

Afirman que actitudes de este tipo por parte de los políticos que dicen representarnos «no contribuyen a evitar el despoblamiento que sufren las pedanías altas de Lorca, entre ellas, la de Zarzadilla de Totana, ya que se podrían crear varios puestos de trabajo, algo que no se consigue con las granjas cerradas».

Con respecto a la falta de agua que sufre este grupo de ganaderos, el problema arrastra desde que una sentencia judicial acabó con el único pozo que suministraba agua a las granjas, alegando los denunciantes que era el motivo por el que no manaba agua de la fuente conocida como 'Majada de Morales', algo que después se demostró que no era cierto, ya que después de registrarse en la zona 400 litros de agua por metro cuadrado y de una gran nevada, rebrotaron el resto de fuentes que hay en el pueblo menos la denunciada.

Respuesta del alcalde

El alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, ha mostrado su interés por trabajar junto a los ganaderos de Zarzadilla de Totana. Ha dicho que en los próximos días se reunirá con este colectivo para conocer en profundidad la situación y tratar, entre todos, de remediarla. No obstante, ha recordado a esta Redacción que conoce parte del problema porque a principios de año ganaderos de la zona le pusieron en antecedentes sobre la situación que padece la población.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook