22 de junio de 2018
22.06.2018
Sucesos

Presas de Campos del Río agreden a tres funcionarias de la prisión

El sindicato Acaip cree que "este tipo de situaciones se ven favorecidas por la escasez cada vez mayor de medios materiales y personales"

22.06.2018 | 10:51
Instalaciones de la cárcel de Campos del Río, que fue inaugurada hace ahora siete años.

Tres funcionarias que trabajan en el módulo de mujeres de la cárcel de Campos del Río han resultado agredidas por internas en los últimos días, indican desde la Coordinación Autonómica del Sindicato Acaip en Murcia en una nota de prensa.

"Tras comprobar durante la estancia de las internas en el patio del departamento que una de ella se mostraba visiblemente alterada, se procede por parte de la compañera de servicio allí destinada a sacarla del patio a una zona de seguridad para evitar que la tensión manifestada por la citada interna conllevara a situaciones de mayor riesgo; tanto para las internas como para las funcionarias. Es en ese momento justo cuando la interna, tras negarse a abandonar el patio, comienza a agarrar a la compañera fuertemente por los brazos, arañándola y resistiéndose activamente a las órdenes de la funcionaria", indica la citada nota.

"Gracias a la gran profesionalidad de la misma, y a la pronta reacción del resto de funcionarios de servicio ese día, la situación pudo finalmente ser reconducida y la interna aislada. La funcionaria en cuestión tuvo que ser atendida por servicios médicos hospitalarios externos, los cuales determinaron heridas de diferente consideración, así como su reposo domiciliario", señala la fuente.

En este sentido, "desde Acaip queremos expresar nuestra preocupación por el aumento de este tipo de situaciones, pues es de señalar que el pasado 14/06/2018 otras dos compañeras también resultaron heridas en otra grave situación acontecida en el Departamento de Mujeres del CP Murcia2, cuando fueron a sofocar una situación de tensión entre las internas, y dos de ellas se abalanzaron brutalmente contra las compañeras; las cuales tuvieron que ser atendidas en primera instancia por los servicios médicos de la prisión para posteriormente una de ellas ser atendida por servicios médicos externos que determinaron su baja laboral".

De esta manera, "desde la Coordinación Autonómica de Acaip en Murcia, queremos poner de manifiesto nuestra situación de malestar agravado con la Dirección del centro penitenciario Murcia 2; pues se realizó una obra en el Departamento de Mujeres para introducir un área de Aislamiento para mujeres dentro del módulo residencial de las mismas. Esto está conllevando que, al no ser separadas las internas más conflictivas de las otras tras realizar un altercado regimental, sientan una sensación de impunidad ante sus actos de indisciplina que conlleva a que cada vez sean más frecuentes este tipo de situaciones con el resultado de las agresiones narradas".

"Por ello, instamos a la dirección a solucionar la cuestión a la mayor brevedad posible; así como que dejen la deriva de su dirección que conlleva situaciones de riesgo para los trabajadores mediante ese tipo de decisiones que para nada compartimos su justificación, por lo menos atendiendo a criterios de seguridad de los trabajadores", destaca el sindicato.

"Desde la Coordinación Autonómica de Acaip en Murcia queremos manifestar nuestra máxima solidaridad con las compañeras agredidas, deseándoles una pronta recuperación de sus heridas; así como la máxima repulsa hacia este tipo de acciones, las cuales, por desgracia cada vez son más frecuentes en la Región, así como en el resto de Centros de España. Consideramos esta situación como insostenible y caótica para los trabajadores de la institución penitenciaria. Queremos, así mismo, reiterar nuestra más profunda queja por el nefasto protocolo de Agresiones desarrollado para los funcionarios de prisiones, donde se está más preocupado, a nuestro parecer, por disminuir el número estadístico de agresiones que las agresiones en sí".

A su juicio, "este tipo de situaciones se ven favorecidas por la escasez cada vez mayor de medios materiales y personales; así como la ausencia de formación continua por parte de la Administración Penitenciaria".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook