14 de junio de 2018
14.06.2018
Tribunales

Admiten a trámite la denuncia de Arimesa contra la alcaldesa de Santomera por prevaricación

Defiende su inocencia y anuncia querellas contra la empresa, la Consejería de Fomento y su anterior titular, Francisco Bernabé

15.06.2018 | 11:37
La alcaldesa de Santomera anuncia que se querellará contra la empresa.

«Nos investigan por no amparar la corrupción económica más radical». Con estas palabras lamenta la alcaldesa de Santomera, Inma Sánchez Roca, la admisión a trámite de la denuncia presentada por la mercantil Arimesa contra ella, contra el concejal de Urbanismo, Joaquín Rubio, y contra el arquitecto municipal por un presunto delito de prevaricación administrativa.

Tanto la alcaldesa como el edil defienden su inocencia y anuncian sendas querellas contra Arimesa y que se sumarán a la interpuesta por Ecologistas en Acción contra la Consejería de Fomento e Infraestructuras y su anterior titular Francisco Bernabé, por un delito de prevaricación. El Consistorio ejecutó hace 4 meses el «cierre forzoso» de la cantera de Arimesa para cumplir otra sentencia.

"La querella procede de una empresa, Arimesa, que no ha parado de acosarnos e insultarnos desde que somos equipo de Gobierno. Se trata de una venganza que pretende menoscabar nuestra honorabilidad por haber ejecutado la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia, que ordenó la clausura de las instalaciones de la cantera que esta mercantil explota en el paraje del Zacacho. Esta querella, sesgada y política, es otra forma más de persecución más a las que la empresa nos tiene sometidos desde hace tres años", asegura la alcaldesa.

"Somos investigados por ponernos enfrente de la corrupción económica más radical, pero seguiremos defendiendo el medio ambiente y el patrimonio de nuestro municipio, le pese a quien le pese. El equipo de Gobierno de Santomera ha procedido en todo momento conforme a lo que establece la ley y según el criterio de los técnicos municipales", añaden.


Los trabajadores de la cantera de Arimesa de Santomera, a través de su portavoz, Francisco José Palazón, aseguraron tras la orden que la empresa recurriría la resolución judicial que dio la razón al Ayuntamiento y rechaza la solicitud de la compañía de que se paralice la orden municipal de cierre. «El cierre provisional significa la liquidación de los puestos de trabajo», según explicaba el ingeniero de minas que representa a la parte social de la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook