06 de junio de 2018
06.06.2018
Nomenclatura

El parque de La Hoya se llamará Pedro Pelegrín Navarro

El Pleno aprobó por unanimidad de todos los grupos que se homenajee al sacerdote ya fallecido

06.06.2018 | 04:00
El parque de La Hoya se llamará Pedro Pelegrín Navarro

El Pleno del Ayuntamiento de Lorca aprobó ayer por unanimidad de todos los grupos (PP, PSOE, IU-Verdes y Ciudadanos) la propuesta realizada por la Asociación de Vecinos de La Hoya para que el parque público ubicado junto al antiguo colegio Juan Navarro, en las inmediaciones de la iglesia parroquial y la calle Mayor, lleve el nombre del sacerdote Pedro Pelegrín Navarro.

El acto de descubrimiento de la correspondiente placa se hará coincidir con las fiestas del Sagrado Corazón de Jesús que se celebrarán desde mañana al 10 de junio. Precisamente fue dicho sacerdote quién allá por el año 1968 puso en marcha dichas fiestas que este año cumplen su cincuenta aniversario. Pedro Pelegrín llegó a La Hoya en 1967. Durante 13 años, además de su labor pastoral, trabajó de forma incansable por transformar la pedanía, algo que consiguió tanto en el aspecto social como cultural. Pidiendo dinero por toda España, más el que aportaron los feligreses, fue capaz de construir, primero el salón parroquial y a continuación la iglesia que, pese a las reparaciones efectuadas aún persiste siendo el centro de todas las celebraciones religiosas que se realizan en la pedanía. Hasta que hizo acto de presencia en el pueblo los feligreses tenían que conformarse con una pequeña ermita ubicada junto al Camino Viejo, entre la Casa Castillo y el Cine Tutuvía.

A lo largo de su vida ha recibido varios reconocimientos por parte de los vecinos como agradecimiento a la labor desarrollada. Fue 'Popular' de La Hoya y en 2017 recibió el título de 'Hoyero del año'. Este fue el último acto público al que asistió porque pocos meses después, el 19 de marzo de 2018 fallecía a los 85 años de edad en la residencia Hogar de Nazaret de las Hermanas Misioneras de la Sagrada Familia de Rincón de Seca, donde vivía junto a su hermana.

Con esta nueva distinción a título póstumo, los vecinos de La Hoya pretenden dejar vivo y grabado su nombre para siempre, en uno de los espacios más céntricos de la población y lugar de ocio y esparcimiento para muchos, especialmente para los más pequeños, por los que tanto trabajó durante el tiempo que ejerció como párroco de La Hoya.

Por otra parte, el Pleno de ayer, que comenzó con un minuto de silencio por el fallecimiento reciente del funcionario Martín Atienza Almagro, aprobó por unanimidad de todos los grupos la moción presentada por Izquierda Unida-Verdes, a través de la cual, el Consistorio elaborará a la mayor brevedad posible un 'Plan de Prevención de las ludopatías juveniles vinculadas al juego y a las apuestas deportivas'. Un grupo de vecinas del barrio de San Pedro acudieron al Pleno y se reunieron con el alcalde, que las emplazó a una futura reunión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook