25 de mayo de 2018
25.05.2018
Justicia

Acusó a su tío de violarle en su casa de Águilas porque no le dio dinero para droga

El chico, que ahora tiene 19 años, dijo que, cuando tenía 12, su pariente lo forzaba, pero, ante el juez, admitió que era todo mentira

25.05.2018 | 04:00
El acusado, de espaldas, ayer en la Audiencia Provincial.

El Ministerio Público solicitaba, en su calificación, nueve años de cárcel para un hombre por, presuntamente, abusar sexualmente de su sobrino cuando éste era menor de edad. Antes de empezar la vista oral, ayer en la Audiencia Provincial de Murcia, la Fiscalía ofrecía un trato a la defensa del procesado: dado que había dilaciones indebidas (el juicio había tardado mucho tiempo en salir), si el acusado admitía los hechos, pediría sólo dos años de prisión, por lo que él no llegaría a entrar en la cárcel. Pero el hombre rechazó acuerdo alguno: defendía su inocencia sin fisuras. Así que comenzó el juicio.

Se da la circunstancia de que el acusado está en libertad y la víctima, sin embargo, llegó esposada y flanqueada por dos agentes de la Benemérita. Y es que a sus espaldas tiene robos y otro tipo de delitos, por los que ingresó en un centro de menores. El chico, que ahora tiene 19 años, tenía 12 cuando ocurrieron los hechos que fue a denunciar su hermana, acontecidos en Águilas.

En el juicio, el acusado se ratificó en su inocencia. Nunca forzó a su sobrino ni le obligó a practicar sexo oral y anal. En el momento en que llegó el turno del joven, admitió que su tío estaba diciendo la verdad. No fue víctima de violación. Dijo aquello y era mentira, relató. Y todo fue por venganza: porque su tío se negaba a darle dinero para adquirir droga.

Visto lo visto, la continuación del proceso (prevista para el 30 de mayo) no tendrá lugar. El Ministerio Público renuncia a escuchar como testigo a la chica que denunció (la hermana de la supuesta víctima), así como a los psicólogos que, en su momento, examinaron al joven.

Fuentes cercanas explicaron que, ya en estos informes, los peritos destacaron que no tenían claro que esta persona hubiese sido víctima de una agresión sexual.

El juicio, ya que no habrá sesión la semana que viene, queda visto para sentencia. La defensa del procesado espera que, a tenor de lo sucedido en la Audiencia, sea una resolución absolutoria.

El acusado (que actualmente reside con su hermano, padre del chico que le acusó de abusos) estuvo arropado, en los pasillos del Palacio de Justicia, por buena parte de familiares y amigos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook