29 de abril de 2018
29.04.2018
Palmo a palmo

El Mariscal O'Donoju y Teresa Chico de Guzmán

28.04.2018 | 20:26

La historia no la inventamos nosotros, nos viene dada; lo que ocurre es que tenemos que ir casando sus aconteceres y recreándolos. Y así nace la continuidad. Al Teniente General don Tomás O'Donoju y O'Ryan, sevillano él, que alcanzó tal grado en la Guerra de la Independencia, y contrajo primeras nupcias con la camarista de la Reina María Luisa, doña Gertrudis Ontiveros, de Hellín, nos lo relatan Frutos Baeza en Boceto histórico y El ciudadano Fortún a la iniciación de la égida de Riego por salvar del linchamiento popular al Deán Ostolaza, en el año 1820, cuya biografía debemos a Candel Crespo. Como en Cehegín «también se cocían habas» por aquellas calendas, llega un buen día para reprimir desmanes al frente de una tropa, conoce y se enamora de doña Teresa Andrea Chico de Guzmán y Buendía.

El día 4 de marzo de 1821, don Manuel Muñoz de la Ossa, Teniente-Cura de la Parroquia Mayor de Santa María Magdalena en virtud de despacho expedido por don Diego Meneses de Argüelles, vicario (y otros títulos al caso) de Caravaca y su partido celebra el matrimonio por poderes del ya Mariscal de Campo, Gran Cruz de San Hermenegildo, capitán general del Ejército y provincia de Cádiz, Jefe Superior político, Gobernador Militar de dicha ciudad y presidente del Ayuntamiento constitucional, representado por don Pedro Ignacio Chico de Guzmán, con dispensa de moniciones.

Por lo visto no estaban los tiempos como para dejar Cádiz y venir a Cehegín a desposarse, pero la ya esposa si emprende el viaje hacia «la tacita de plata» con sus doncellas y equipaje en carruajes de la casa escoltada por el oficial que trajo los documentos. En el libro que registra este matrimonio nos encontramos con la diligencia firmada por el Teniente-Cura citado de que a partir del día 1 de enero de 1821, se use papel del sello cuarto mayor por disposición del Soberano Congreso Nacional, pero es que el día 1o de noviembre de 1823 hay otra diligencia firmada por el cura, don Pedro Hurtado de Mendoza, para que se vuelva a lo anterior, ya que el rey daba por nulo cuanto había hecho y mandado el gobierno revolucionario de las proclamadas Cortes. El día 7 fue ajusticiado Riego en la horca.

Doña Teresa Andrea, ya viuda del Mariscal, amadrinó a su sobrino-nieto, don Ramón Chico de Guzmán y Ortiz, (que con el tiempo sería el primer Gobernador Civil de Murcia en la Restauración Alfonsina, y segundo Conde de la Real Piedad), en la Iglesia de San Luis Rey, de Madrid el día 24 de Abril de 1843.

Las fuerzas vivas de Cehegín simpatizaron con el movimiento que representaba Riego y al retorno de Fernando VII hubo otra represión, siendo detenidos cuatro notables con don Pedro Mª, concuñado de O'Donoju, el día 23 de diciembre de 1823 en el Castillo de Caravaca; por las razones que fueran, Chico pudo salvar la piel, pero los otros cuatro notables «fueron muertos» el día 29 de marzo siguiente. Parece que O'Donoju también se salvó y conservó su rango y prebendas con el denostado rey. Falleció el 16 de septiembre de 1824 en Gibraltar, y fue enterrado en el Cementerio de los Católicos. La enfermedad que le llevó a la sepultura fue un resfriado, se supone que mal curado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook