El Ayuntamiento de Las Torres de Cotillas ha iniciado en el colegio Vista Alegre del municipio unas mejoras en su instalación eléctrica, cuya antigüedad es superior a quince años y está necesitada de estas labores, como explicaron desde el Ampa en más de una ocasión y provocó varias protestas de los alumnos. «Desde su construcción hasta la actualidad las necesidades de iluminación y de fuerza en las zonas del centro educativo se han duplicado, dadas las mejoras en iluminación y en recursos tecnológicos, como ordenadores en las aulas plumier, pizarras digitales en todas las clases, fotocopiadoras e impresoras», explica la alcaldesa Isabel María Zapata, que ayer visitó el centro junto al concejal de Educación, Pedro Cabrera.

La instalación eléctrica del colegio Vista Alegre está formada por dos circuitos eléctricos independientes: uno para alimentación a las instalaciones de alumbrado de aulas, aseos despachos y pasillos; y otro para las instalaciones de fuerza motriz (bases de enchufe), distribuidas a lo largo de cada una de estas zonas. En la actualidad las protecciones existentes en el cuadro de mando y protección del sistema eléctrico hacen que salten al estar reguladas a un amperaje inferior a la demanda real del colegio.

«Vamos realizar una nueva salida para fuerza motriz, con la colocación de un nuevo cuadro de mando de protección tanto diferencial como magnetotérmica, la distribución por todas las aulas de la nueva línea conforme a las directrices marcadas por la normativa», señala Cabrera.