11 de abril de 2018
11.04.2018
Normativa

Los vecinos de Cieza podrán poner vados por horas y temporales en sus garajes

La nueva ordenanza municipal permitirá que se den de baja el tiempo que no se vaya a usar el garaje

11.04.2018 | 04:00
El concejal de Obras, Francisco Saorín.

El Ayuntamiento de Cieza, a través de la Concejalía de Obras e Infraestructuras que dirige Francisco Saorín (IU), quiere regularizar todos los vados de prohibición de estacionamiento existentes en la localidad. El primer paso se dio anoche tras ser aprobada la nueva ordenanza municipal que regulará su uso. Una de las principales novedades que va a presentar la normativa es la posibilidad de que los dueños de garajes puedan poner los denominados 'vados horarios', que permitirán el estacionamiento durante determinadas horas del día.

Además, otra nueva modalidad será la de los vados provisionales, que podrán ser utilizados durante circunstancias de fuerza mayor debidamente justificadas. Se seguirán manteniendo los actuales vados permanentes que se encuentren debidamente registrados y se proveerán de elementos a algunos garajes para facilitar la maniobrabilidad a la hora de guardar o sacar los vehículos.

Según el edil, la ordenanza «pretende flexibilizar el proceso y condiciones para la obtención de vado y permite en pro de la seguridad vial y ciudadana la colocación de elementos como isletas dentro de los límites del espacio reservado que faciliten la maniobra de incorporación o la colocación de espejos, así como la incorporación de artefactos audiovisuales, luminosos o sonoros que garanticen la seguridad de los viandantes a la hora de la entrada o salida de los vehículos, que cada caso requiera».

También incluye una mejora para los garajes de viviendas unifamiliares, donde el vehículo puede no acceder frontalmente, facilitando la obtención de vado en chaflanes o esquinas donde la seguridad esté garantizada.

«La actual ordenanza de vados aprobada en octubre del 2002 ya es una herramienta obsoleta que no cubre las necesidades que los ciudadanos nos demandan», explica Saorín, quien además subraya que «la afluencia de tráfico en las calles y la necesidad de guardar los vehículos particulares en espacios privados, el cambio y reforma de vías públicas y las modificaciones constructivas de muchos inmuebles, abren nuevas necesidades que tenemos en cuenta».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook