11 de abril de 2018
11.04.2018
Molina de Segura

Centran la búsqueda de Petra en el entorno del río Segura

Unas cámaras grabaron a la desaparecida cerca de la ermita de la Consolación, al sur de Molina de Segura

11.04.2018 | 16:50
Petra Lara

La búsqueda de Petra Lara, la mujer de 72 años desaparecida en Molina de Segura el sábado 17 de marzo, se centra ahora en el entorno del río Segura, al sur de Molina de Segura, tras visualizar la Policía Nacional unas imágenes en las que aparece recorriendo la calle Mayor de la localidad y el entorno de la ermita de la Consolación, cerca del río.

Estas imágenes fueron obtenidas de una cámaras situadas en varios comercios de esa zona, que han permitido que el operativo de búsqueda que lleva tanto la familia como la Policía Nacional se centre ahora en un punto más concreto.

Las nuevas grabaciones en donde aparece Petra paseando por la calle Mayor fueron tomadas a la 8.55 horas de ese sábado, mientras que las que la sitúan más cerca de la ermita, próxima a la carretera RM-560 que lleva a las pedanías al sur de Molina, fueron tomadas a las 9.10 horas de la mañana.

Esto ha llevado a la familia a orientar su búsqueda en el "entorno de la ermita, la ribera del río Segura y el propio río, si nos prestan medios para ello".

Petra Lara, natural de Santiago de la Espada (Jaén), se despertó aquel sábado 17 de marzo e hizo la cama, ordenó y limpió la casa, y se marchó de la vivienda sin monedero, sin gafas, sin su medicación, sin su bono del autobús y sin abrigo.

Su marido, que aprovechó a las siete y media de la mañana para ir al mercadillo municipal, volvió en torno a las diez y se encontró la casa vacía. «Mi suegra jamás se ha ido sola, siempre que ha dado un paseo iba acompañada de su familia o su marido», comentaba Roberto, el yerno de Petra.

Esta marcha «voluntaria» de Petra puede estar motivada, según señaló en su momento, por la «depresión que padecía», y por la cual tenía un tratamiento con medicación, al igual que por el asma que padecía. «Cuidaba de sus nietos, y esa era su ocupación principal. Tenía amor para toda su familia, pero le faltaba ánimo para ella. No se relacionaba mucho pero tenía conocidos, sobre todo vecinos. Tenía fuerzas para sus hijas y sus nietos, pero no para ella».

Hace unas semanas la familia pidió las grabaciones que cámaras de seguridad que cajeros y comercios de Molina de Segura puedan tener de ese sábado. El objetivo: buscar a Petra, dar con alguna imagen que proporcione una pista fiable sobre su paradero. En este sentido, solicitaban a los comerciantes «que saquen las imágenes del 17 de marzo y las pongan a disposición policial».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook