02 de abril de 2018
02.04.2018
Sucesos

"Duermo con un cuchillo", dice una vecina de Altorreal

La Policía sigue buscando a los cinco hombres sospechosos de asaltar tres chalés en Molina y de agredir sexualmente a la dueña de uno de ellos - Revisan las cámaras para buscar pistas de los delincuentes

02.04.2018 | 17:07
Investigadores, hoy en la vivienda de Altorreal.

"Llevo varias semanas durmiendo con un cuchillo", comentaba esta mañana una vecina de Altorreal. Lo hace por miedo, un sentimiento que se ha incrementado a raíz de los sucesos de la pasada noche. Son cinco los sospechosos de asaltar anoche tres viviendas en Molina y agredir sexualmente a la dueña de una de ellas, ya que uno estaba esperando fuera, al volante del coche en el que huyeron. La Policía montó un amplio despliegue en el club de golf para dar con ellos, de momento sin éxito.

Ahora, los investigadores proceden a visionar las cámaras de seguridad de las urbanizaciones donde se produjeron los sucesos, con el fin de dar con alguna pista que oriente sobre por dónde huyeron los ladrones y violadores.

"Si tiene la atención puesta en otro sitio, que la desvíe a Molina", pide la alcaldesa de esta localidad, Esther Clavero, al delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Bernabé, a raíz de los sucesos acontecidos anoche. La Policía Nacional investiga tres asaltos a viviendas anoche, dos en Monte Príncipe y una en Altorreal (Molina de Segura), indican fuentes policiales. En el último robo, una mujer que vive en la casa denunció que los ladrones abusaron sexualmente de ella y golpearon a su marido.

La víctima fue atendida de sus lesiones en un centro médico, donde también se le tomaron muestras con el fin de tratar de hallar un rastro de ADN de los sospechosos, y ver si están fichados.

Clavero explicó que esta noche habrá un dispositivo especial para reforzar la seguridad en la zona de las urbanizaciones. La regidora apuntó que, aunque "el íncide de criminalidad en Molina ha descendido, hechos puntuales como estos son muy graves". 

Esta tarde, a las siete, habrá una reunión en la que participará el comisario de la Policía Nacional en el municipio, así como representantes de la Policía Local y el Ayuntamiento. La alcaldesa subraya que "la Policía Local está al cien por cien", pero la plantilla de la Nacional, calcula, "al 80%", por lo que insiste en pedir más medios humanos a la Delegación. 

Los ladrones, cuatro varones, cogieron los cuchillos de las cocinas de las mismas casas para intimidar a las personas. Cometieron los dos primeros asaltos en Monte Príncipe. En el primero, pegaron a la dueña de la casa. 

En los tres asaltos había moradores en las viviendas. En el segundo de ellos, también en Monte Príncipe, los cacos no tuvieron ningún contacto con los moradores. Las personas que viven en la casa oyeron ruido y, cuando fueron a mirar, los cacos ya se estaban marchando

El vecino asaltado en esta casa, que prefirió no salir en cámara, dijo a LA OPINIÓN que, cuando escucharon el jaleo y se asomaron, llegaron a ver a los asaltantes, aunque en un principio creyeron que estaban entrando en la vivienda, cuando lo que estaban es ya saliendo.

Los testigos hablan de que los sospechosos, que iban encapuchados, tienen "acento árabe". Se llevaron dinero y joyas. La Policía los sigue buscando.

A las viviendas asaltadas se desplazaron profesionales de la Policía Científica. Fuentes cercanas apuntaron que los ladrones actuaron con "frialdad y profesionalidad", por lo que se cree que se trata de un grupo organizado que no es la primera vez que comete un asalto.

"Preocupa la seguridad en Altorreal puesto que es la primera vez que se ha denunciado un caso con tal violencia y que accedieran a viviendas con vecinos en su interior. Todo ha sucedido la pasada noche entre las 23.00 y las 03.45 que se produjo el allanamiento en Altorreal. En las últimas semanas ha habido varios robos e incluso un arresto con persecución dentro de la urbanización. Todo ello, a pesar de la intensificación de la vigilancia policial en Altorreal", se lee en la web vivoenaltorreal.com.

No es la única zona del municipio con problemas de delincuencia. Lo denunciaban hace unos días en este periódico. El Llano de Molina, la más joven de las pedanías de este municipio, lleva semanas en el punto de vista de los amigos de lo ajeno. Es lo que denuncian los vecinos de la zona, a los que les gustaría contar con más presencia policial, con el fin de que los ladrones se olvidasen de su pueblo.

«Se llevan de todo. Los coches, entran en las casas... y estamos hartos de poner denuncias», cuenta un vecino a LA OPINIÓN. «Cuando entraron a mi casa, se llevaron los portátiles, oro y dinero, unos 150 euros». Otra vecina, a su lado, relata que esta misma semana alguien se llevó su coche, que estaba estacionado en la calle. Tienen este problema de delincuencia «cerca de tres semanas o un mes», apuntan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook