07 de marzo de 2018
07.03.2018
Sucesos

Denuncian en Cieza el robo de una cadena de oro a un hombre fallecido

El hijo denunció ante la Guardia Civil que llevaba una cadena de oro tras morir en el centro médico y que ya no la llevaba a la capilla de la morgue

07.03.2018 | 10:58

La Guardia Civil de Cieza trata de esclarecer el robo de una cadena de oro a un hombre de Cieza que murió en la mañana del pasado sábado. Según consta en las diligencias de la investigación, el denunciante, hijo del fallecido, asegura que el hombre, de 75 años de edad, llevaba la cadena puesta tras fenecer en el Hospital de Cieza y que, una vez ubicado en una de las capillas del tanatorio de la ciudad, ya no la portaba.

Los agentes no daban crédito al relato cuando el familiar del fallecido se presentó en el cuartel de la Guardia Civil del Puesto de Cieza muy contrariado y denunciando los hechos. Aseguraba su hijo que a su padre le habían robado la cadena oro y una medalla religiosa después de expirar, lo cual hizo constar en las diligencias que la Benemérita ha abierto para aclarar este desagradable asunto.

«Nos despedimos de él en el Hospital de Cieza y llevaba su cadena en el cuello, sin embargo, cuando llegamos al tanatorio y después de amortajarlo ya no lo tenía», aseguró el hijo, muy indignado, a los agentes que redactaron la denuncia.

Por lo visto, y según ha podido saber esta Redacción, aunque no es habitual, el robo de joyas de gran valor a los fallecidos es algo que sucede de vez en cuando. De hecho, y según ha contado un conocido de la familia a LA OPINIÓN, hace unos años, a un hombre de Cieza que falleció en el Hospital Reina Sofía de Murcia le fue sustraído un pin de oro del Santísimo Cristo del Consuelo que el propio nieto le había interpuesto nada más fallecer. En este caso, la insignia desapareció en un trayecto mucho más corto: desde la habitación del hospital murciano hasta su propio tanatorio.

Otro de los robos que se producen habitualmente a los fallecidos se produce en los cementerios. Y es que, como es habitual que las familias se despidan de los finados dejándoles en las cajas algunas joyas de las que habían utilizado en vida como recuerdo, surgieron desde hace décadas los habituales ladrones de tumbas que saqueaban la última morada del fallecido. En varias localidades de la Región se han producido oleadas de saqueos en los camposantos. En algún caso se detuvo a gente con busca metales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Caravaca Año Jubilar 2024

Un canal especial en que encontrarás toda la información sobre el jubileo en Caravaca de la Cruz ¡Entra!

Enlaces recomendados: Premios Cine