19 de noviembre de 2017
19.11.2017
Lorca

El esplendor del Medievo lorquino ilumina las calles

Un millar de personas marchan en el Gran Desfile Parada de la Historia Medieval de Lorca

19.11.2017 | 04:00
El esplendor del Medievo lorquino ilumina las calles

Alrededor de un millar de personas participaron ayer en el Gran Desfile Parada de la Historia Medieval de Lorca (713-1488), que llenó de música y colorido las calles Lope Gisbert y Príncipe Alfonso entre La Alberca y la Plaza del Negrito.

Las obras de la Avenida Juan Carlos I, arteria principal de la ciudad, motivaron que, excepcionalmente, el desfile tuviera que cambiar de lugar, lo que no restó esplendor al evento dada la buena organización de la que siempre hace gala la Federación Festivo Cultural San Clemente que preside Luis Antonio Torres del Alcázar, quien previamente había anunciado que el cambio de itinerario era «un terreno por explorar». Pese a ello, todo se desarrolló con normalidad. El Ayuntamiento, según el concejal de Cultura y Festejos, Agustín Llamas, se comprometió a incrementar la iluminación aun reconociendo que la calle Lope Gisbert no está preparada para este tipo de desfiles.

El desfile comenzó con el correfuegos anunciando la gloria de los episodios más sobresalientes de la historia de Lorca. Lo integraban tres carrozas, un carro, alrededor de 40 caballos, dos dromedarios, un rebaño de ocas y un grupo de animación de lucha armada que desarrollaron, como novedad este año, la lucha entre un personaje a caballo y un luchador a pie.

Primero discurrieron los grupos musulmanes, con los Bereberes de Campillo al frente. Tras ellos, marcharon Muladíes de Lurka, Almohades de Lurka, Mudéjares de Lurka, Benimerines y Abencerrajes. Los siguientes fueron los grupos judíos: Bene Abendanno, Bene Leví y Bene Aventuriel. Los últimos fueron los cristianos: Infante Don Alfonso, Caballeros de Xiquena, Caballeros de la Orden Templaria de San Juan y los Caballeros y Damas de los Reyes Católicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook