22 de septiembre de 2017
22.09.2017
Tribunales

«La querella de la Fundación Casa Pintada sólo quería sentar al alcalde en el banquillo»

La Audiencia Provincial rechaza la demanda presentada por la institución por prevaricación contra el primer edil y el secretario del Consistorio de Mula

21.09.2017 | 21:34

A pesar de coincidir con la festividad del Día del Niño, el alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, convocaba ayer una rueda de prensa para explicar que la Audiencia Provincial de Murcia había desestimado el recurso presentado por la Fundación Casa Pintada contra el auto del Juzgado de Instrucción de Mula que no admitió la querella por prevaricación que presentó contra el propio alcalde y el secretario municipal, a los que acusaba de incumplir los compromisos económicos recogidos en el convenio suscrito en mayo del año 2004.

Moreno explicaba que conocía la existencia de la querella desde hacía un año pero «he querido mantenerme al margen, sin hacerla pública porque como alcalde creía que no era oportuno hacer ningún tipo de declaración cuando seguíamos negociando con la Fundación alcanzar un acuerdo después de que en 2014 concluyera el convenio existente». Sobre Fundación Casa Pintada, Moreno afirmaba que «siempre hemos pensado que la Fundación es un referente cultural para la ciudad de Mula pero, ahora empiezo a tener mis dudas sobre si quieren formar parte del proyecto cultural del municipio».

«Creo que la figura de Cristóbal Gabarrón, Hijo Predilecto de la ciudad, es importantísima para Mula pero creo que la Fundación Casa Pintada se ha equivocado con esta actitud, ya que la querella se ha presentado única y exclusivamente contra mi persona, una querella que deja claro que van contra el alcalde y, así lo recoge la sentencia de la Audiencia sobre la que no cabe recurso, que destaca que el único objetivo de la misma es querer sentar al alcalde en un banquillo a declarar».

El auto indica que los hechos no son constitutivos de delito y que es la vía civil la adecuada para reclamar su pago, no la penal. La querella recogía asimismo que el Consistorio incumplió de forma sistemática los compromisos adquiridos en el convenio que la Fundación mantenía con el consistorio «lo que llevó a la Fundación a una situación tan grave que tuvo que acudir a la Ley Concursal al no poder pagar sus deudas», afirma el auto.

El alcalde de Mula mantiene que «han intentado hacerme daño personal, sin pensar en mi familia, pero yo seguiré defendiendo los intereses de los muleños en todos los ámbitos y en el económico mucho más». Sobre la relaciones futuras con la Fundación, Moreno dijo que «estamos dispuestos a seguir hablando con ellos, pero tendrían que cambiar muchas más cosas. Yo no tengo nada contra Casa Pintada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook