11 de septiembre de 2017
11.09.2017
La Opinión de Murcia
Medio ambiente

Las encañizadas del Mar Menor no son para jugar

La asociación Pacto por el Mar Menor solicita que no se utilicen estos espacios para «actividades educativas o turísticas»

10.09.2017 | 20:55
Imagen de las encañizadas situadas al norte del Mar Menor.

Las encañizadas del Mar Menor que forman parte del Parque Natural Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar presentan hoy en día una superficie de casi 200 hectáreas donde se produce la comunicación natural entre el Mar Menor y el mar Mediterráneo. Es aquí donde se desarrolla la tradicional pesca artesanal que tanto renombre le ha dado a las encañizadas de la laguna. No hace ni medio mes que la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca presentó un proyecto de recuperación del calado de la encañizada de El Ventorrillo para recuperar esa pesca tradicional, y además combinar este uso de los espacios con actividades turísticas y educativas.

Es a esto a lo que la asociación Pacto por el Mar Menor le ha puesto el ojo, ya que ha mostrado su preocupación porque este proyecto «pueda esconder un segundo objetivo». La formación añade que esperan que «dada la vulnerabilidad de esta zona de alto valor ecológico, los únicos trabajos que se efectúen allí sean los de recuperación de calado, y no otros. Toda intervención humana en las encañizadas deberá contar con el asesoramiento del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor y con el de la Cofradía de pescadores».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído