01 de septiembre de 2017
01.09.2017
Infraestructuras

La autovía del Altiplano entra en su recta final con la variante de Caudete

Fomento licita los siete kilómetros para la conexión con la A-31, el penúltimo tramo que queda de la carretera que comunicará la Región de Murcia con Valencia por el interior

01.09.2017 | 00:20
Tramo de la autovía A-33 que llega hasta Jumilla.

El Ministerio de Fomento ha licitado los 7 kilómetros de la circunvalación de Caudete por un importe de 60,95 millones de euros. Este proyecto es el penúltimo tramo que queda por ejecutar de la autovía A-33 o del Altiplano, que conecta Blanca con Fuente La Higuera y que permitirá enlazar la Región de Murcia con Valencia a través del interior.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el anuncio de licitación de este tramo, que contempla la variante al norte de la población de Caudete (Albacete), llegándose a solapar con la carretera N-344 justo antes de enlazar con la autovía A-31 (Alicante-Albacete). La longitud total del tronco es de 6.977 metros y ha sido diseñado con una velocidad de proyecto de 120 kilómetros por hora, incluyendo tres enlaces: con la N-344, con Caudete y con el ramal de enlace con la A-31, al final del recorrido.

El proyecto incluye la ejecución de 3 viaductos, 3 pasos superiores y 8 pasos inferiores, entre los que destaca el viaducto sobre una llanura de inundación con una longitud de 206 metros para facilitar el drenaje en una zona donde no existen cauces definidos.

Para integrar paisajísticamente la actuación se ha previsto la revegetación de taludes, espacios entre caminos, áreas de instalaciones auxiliares, y vertederos, además de retirar y conservar la tierra vegetal para su posterior uso en la restauración de superficies. También se mitigará el efecto barrera de la infraestructura mediante la adaptación de las obras de drenaje al paso de fauna y reposición de vías pecuarias, además del cerramiento de la autovía para evitar el paso de la fauna, así como la instalación de dispositivos de escape de fauna para la que pudiera haber penetrado en la autovía.

Finalmente, se procederá al estudio de la contaminación acústica y la instalación de pantallas anti-ruido, al tiempo que se gestionará los residuos de la construcción. En estas medidas ambientales se invertirá el 13,5 por ciento del presupuesto de la obra.

La autovía del Altiplano está en servicio desde agosto de 2012 entre Blanca y Jumilla, mientras que está en obras el tramo entre Jumilla y Yecla y entre Caudete y Fuente La Higuera, habiendo entrado en servicio el pasado 19 de junio en el subtramo en variante de esta última población de la provincia de Valencia.

La previsión del Ministerio de Fomento es que el próximo otoño se licite el tramo entre Yecla y Caudete, el último que falta por tramitarse y que cuenta con un presupuesto aproximado de 71 millones de euros.

El consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, calificó de «buena noticia para la Región de Murcia» la licitación de estos siete kilómetros de autovía. Destaca que este fue uno de los compromisos que el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, adquirió con el presidente Fernando López Miras en una reunión mantenida en el pasado mes de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine