23 de julio de 2017
23.07.2017
Edificio en ruinas

El Sanatorio de Tuberculosos de Sierra Espuña, 20 años 'chapado'

En 1997 se retiró la vigilancia de este edificio de El Berro, en Alhama de Murcia, que funcionó hasta los 60

22.07.2017 | 20:46
Exteriores del sanatorio, que albergó a enfermos de tuberculosis y lepra en Sierra Espuña entre los años 1917 y 1962.

Detalle del interior del lugar, totalmente abandonado. L. O.

Este año se cumplen dos décadas desde que se retiró definitivamente la vigilancia del Antiguo Sanatorio de Tuberculosos de Sierra Espuña, un edificio en ruinas, propiedad de la Comunidad, que no tiene visos de 'resucitar'.

Entre los años 1917 y 1962, este inmueble de El Berro (población de Alhama de Murcia) hacía las veces de hospital para personas enfermas de tuberculosis y de lepra. Cerró cuando dejó de ser rentable. Y ahí empezó su periplo. Qué hacer con el edificio.

En los años 80 se planteó darle un nuevo uso. Faltó dinero y solamente se arregló una parte, en la cual se hizo un albergue. Como las ruinas de lo que era el impopular hospital seguían allí, no es que acudiesen muchos usuarios. Cerró. Aunque la vigilancia se mantuvo, hasta 1997.

Allá por 2008 se volvía a poner sobre la mesa una propuesta para recuperar el inmueble. En aquel momento se estudió la posibilidad de construir allí un gran complejo hotelero con 200 habitaciones, aunque se descartó por ser dentro del parque natural. Luego se habló de, directamente, demolerlo. También se descartó. Al final, se acordó vallar el perímetro para evitar que la gente entrase: el edificio está en mal estado, puede derrumbarse y ser peligroso.

Ahora, en 2017, para el Ejecutivo autonómico no es una prioridad pensar qué hace con este sitio. «Para el parque (de Sierra Espuña) no tiene interés», señalan fuentes de la junta que lleva este entorno natural. Aunque admiten que es «un edificio histórico», recuerdan que se halla «en estado de ruina», vallado y con carteles que indican esta prohibición.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Alhama de Murcia apuntaron que el inmueble «está en muy mal estado, acordonado para no poder entrar». Recordaron que la antigua clínica tuvo en tiempos «mucha vinculación con el pueblo», puesto que «daba trabajo a muchas familias» de allí.

El alcalde de Alhama, Diego Conesa, también puso el acento en «los pocos recursos que se asignan al Parque de Sierra Espuña», ya que «las aportaciones son mínimas», no hay dinero y «no se contempla una actuación» en un sanatorio que no se libra de ser escenario de leyendas.

Leyenda Una casa encantada para los amigos del misterio


Amantes de lo paranormal han visitado asiduamente este enclave. Youtube

Que en el sanatorio abandonado hay fantasmas es más que una leyenda que se cuenta por la zona: es un clásico de las páginas de parapsicología. Sólo hay que tirar de Google para encontrarse con numerosos testimonios de personas que aseguran haber tenido en el lugar un contacto con lo paranormal. Suelen repetir lo mismo: la mayoría ven a una mujer que aparece y desaparece en los pasillos y ventanas del edificio. Cómo no, también hay psicofonías grabadas en el edificio. No obstante, fuentes cercanas dijeron que ya no es habitual que se cuele la gente a ver el sitio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook