13 de junio de 2017
13.06.2017
Polémica

El Ayuntamiento de Cehegín se niega a pagar la última factura del Coso

Alega que está incluida en el capítulo de mejoras que ofertó la empresa adjudicataria

12.06.2017 | 20:55
José Rafael Rocamora, alcalde de Cehegín, y el edil Ismael Abellán, durante su comparecencia.

El consistorio de Cehegín no pagará la última factura de las obras del Coso, por valor de 108.000 euros, ya que entiende que está incluida en el capítulo de mejoras que ofertó la empresa adjudicataria. Así se desprende del informe de la Comisión de Investigación que aprobó el pleno de la población del Noroeste murciano para fiscalizar todas las obras realizadas en la anterior etapa, cuando gobernaba el popular José Soria.

Según el dictamen de la comisión, apoyada en informes técnicos tanto del consistorio como de un arquitecto independiente, se entiende que la empresa adjudicataria presentó en su oferta una mejora valorada en más de 500.000 euros para hacer frente a los excesos de obra, así como a las posibles desviaciones que el proyecto pudiera tener.

Según explicó el regidor ceheginero, José Rafael Rocamora –que estuvo acompaño del edil de Obras, Ismael Abellán–, existen unos 300.000 euros en mejoras que no han podido ser consensuados ni con la dirección facultativa ni con la empresa adjudicataria, «ya que se les ha solicitado su comparecencia en la Comisión y no se han presentado», explicaron ambos responsables municipales. Por lo que, según las conclusiones de la Comisión, el consistorio tendrá un saldo a su favor de más de 200.000 euros para hacer frente a dichos gastos extraordinarios.

Ahora será la sala de lo Contencioso-Administrativo la que discierna si dicha factura debe de ser abonada a la empresa, si la cuenta queda finalmente saldada o, por el contrario, existe un remanente positivo para el consistorio de Cehegín, ya que la empresa ha presentado una demanda por impago.

En tiempos del gobierno anterior
Los hechos se remontan a los últimos días de gobierno del PP en el consistorio de Cehegín, según explicó el propio Rocamora, que en clave política manifestó que, «algunos grupos políticos, en concreto el Partido Popular, tenían mucha prisa por que se pagara esta factura cuanto antes, para darle un carpetazo definitivo al asunto», explicando que por su parte «no había tanta prisa, no por que el consistorio no quiera hacer frente a sus obligaciones de pago, sino porque teníamos dudas más que razonables tuviese que asumir el dinero que la empresa nos estaba reclamando».

Según explicaron, la factura se registró cuando el equipo de Gobierno estaba en funciones, y que se presentó sin respaldo presupuestario, por lo que el Interventor emitió un informe que incluía una negativa de pago. La comisión seguirá estudiando en sus próximas sesiones el resto de obras realizadas cuando el popular José Soria era alcalde del municipio.

El que fuera presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, en su etapa de consejero de Educación, fue el encargado de inaugurar las obras, que tuvieron un presupuesto de 4,3 millones de euros, de los cuales la Comunidad Autónoma aportó 3,5 y el Ayuntamiento unos 820.000 euros.

Llamamiento a Ciudadanos
Tanto Rocamora como Abellán hicieron un llamamiento a los ediles de Ciudadanos para que regresen a la Comisión de Investigación y seguir trabajando en pro del municipio. El grupo municipal naranja abandonó esta comisión el pasado 21 de abril alegando que se trata de «un órgano ineficaz, sin apenas actividad real y un auténtico paripé de cara a la galería por parte del equipo de Gobierno». C's justificó su decisión en el hecho de que apenas había mantenido tres reuniones en lo que va de legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook