09 de junio de 2017
09.06.2017
La Opinión de Murcia
Sucesos

Un jornalero acuchilla a otro en Cieza

El hombre recibió dos pinchazos en ambos hemitórax en su vivienda

09.06.2017 | 20:49
Vivienda rural donde vive el herido

Un hombre de origen marroquí tuvo que ser atendido este viernes en el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao de Cieza después de ser acuchillado por un compatriota tras una disputa entre ambos. El suceso se produjo sobre las 14 horas cuando, por causas que se desconocen, agresor y víctima se enzarzaron en una discusión que concluyó con uno de los dos hombres herido por arma blanca.

El agredido es un marroquí de 40 años que responde al nombre de Abdelazzid M. Lo condujo hasta la puerta de Urgencias del policlínico ciezano un tercer marroquí, quien explicó que su compatriota había recibido varias cuchilladas mientras se encontraba en la vivienda rural en la que reside junto a su pareja y otros magrebíes cerca del cementerio de Cieza. Desde el propio hospital se dieron a conocer los hechos al 112, que movilizó a varias unidades de la Guardia Civil.

En declaraciones a la Guardia Civil de Cieza, la víctima aseguró que no conocía a su agresor, que cree que es un temporero y que en el momento de los hechos se encontraba solo en casa puesto que su pareja había ido a lavar la ropa a una reguera de agua que hay próxima. Fuentes hospitalarias informaron que cuando se produjo el ingreso, el herido presentaba dos pinchazos por arma blanca, uno en cada hemitórax, y que había quedado ingresado en ´camas´ con un pronóstico reservado a la espera de los resultados de un TAC. Las mismas fuentes incidieron en que la vida del herido no parecía correr peligro.

Fuentes policiales han indicado a esta redacción de que este tipo de situaciones, reyertas e incluso agresiones son habituales estos días en lugares donde existen asentamientos de inmigrantes temporeros coincidiendo con los meses de recogida de frutales, cuando cientos de inmigrantes se trasladan hasta Cieza para trabajar y se hacinan en campamentos donde viven y pernoctan sin luz, agua y otros servicios mínimos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook