01 de junio de 2017
01.06.2017
Violencia machista

Herida muy grave tras ser apuñalada por su marido en la terraza de un bar de Cehegín

La víctima, que ha sido llevada a la Arrixaca, y el presunto agresor, que ha sido arrestado por la Policía Local y trasladado luego a los calabozos de la Benemérita en Caravaca, tienen dos hijas de 3 y 13 años

01.06.2017 | 22:22
Lugar en el que se produjo el acuchillamiento, donde un hombre limpia la sangre de la víctima.

Se trata de un nuevo caso de violencia machista, una lacra que golpeaba a la Región este fin de semana, cuando una joven moría en Molina acuchillada por el que había sido su pareja. Una mujer de 32 años, cuya identidad no ha sido facilitada, era trasladada esta tarde primero al Hospital Comarcal del Noroeste y luego al Virgen de la Arrixaca de Murcia por los servicios sanitarios de emergencias al recibir varias puñaladas en Canara (Cehegín).

Testigos presenciales detallan que la apuñaló su esposo en la puerta del bar Júpiter, donde estaban comiendo.

En concreto, la mujer fue apuñalada en la escápula derecha y el hombro derecho. La hoja del cuchillo se le llegó a quedar detro del cuerpo y los médicos tuvieron que extraerla. Las cuchilladas le afectaron a la arteria pulmonar y tuvo un sangrado interno (hemo pericardio), indicó la gerente del Área 4. La víctima recibió hasta ocho cuchilladas.

Tras ser atendida en el Comarcal del Noroeste, la mujer fue llevada, en estado muy grave, al Virgen de la Arrixaca. No obstante, pese a las heridas, otras fuentes detallaron que su vida no corre peligro.

Al lugar acudieron agentes de la Policía Local de Cehegín (que fueron los que arrestaron al hombre) y de la Guardia Civil, que luego se hicieron cargo de él y lo llevaron al calabozo.

Fuentes cercanas indicaron que la pareja (ambos de origen búlgaro, temporeros que estaban en la zona por la recogida del albaricoque) estaba comiendo en el bar y, en un momento dado, comenzaron a discutir. Al parecer, el motivo fue por celos. Entonces él la acuchilló varias veces.

La mujer, sangrando, se arrastró al interior del establecimiento para pedir ayuda. Testigos y vecinos llamaron al 112.

El hombre, de 35 años, permanece en los calabozos de Caravaca de la Cruz, desde donde pasará a disposición judicial.

La pareja tiene dos hijas de 3 y 13 años, de las que se han hecho cargo los Servicios Sociales y trasladadas al centro La Cueva de Murcia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook