04 de mayo de 2017
04.05.2017
Lorca

Piden a Sanidad que acabe con las listas de espera del Rafael Méndez

El PSOE plantea un «plan de choque» que incluya la apertura durante el verano de las plantas de hospitalización cerradas y que se mantenga «al cien por cien» la actividad quirúrgica programada

04.05.2017 | 04:00
Los concejales y las diputadas del PSOE en la rueda de prensa de ayer.

El grupo parlamentario socialista en la Asamblea Regional ha puesto en marcha una nueva ofensiva encaminada a exponer ante el Parlamento Autonómico lo que consideran como «discriminación en materia sanitaria» en la que se encuentran inmersos los usuarios del Área III de Salud, que tiene como referencia el hospital universitario Rafael Méndez, que atiende a una población superior a los 170.000 habitantes. Esperan que se reduzcan las listas de espera quirúrgica y de primera consulta con el especialista, que son las más abultadas del mapa sanitario regional. Lo solicitaron las diputadas Isabel Casalduero y Consuelo Cano, que registraron ya una petición en la Asamblea Regional pidiendo a Sanidad un plan de choque «excepcional». También las acompañaron los concejales socialistas en el Ayuntamiento de Lorca, Marisol Sánchez; de Puerto Lumbreras, José Manuel García Miravete, y de Totana, Gertrudis Ruiz Tudela, quienes anunciaron la propuesta de un nuevo plan.

El proyecto incluiría la apertura durante el verano de dos plantas de hospitalización que suelen quedar cerradas y el mantenimiento al cien por cien de la actividad quirúrgica programada y de las consultas durante los meses de julio y agosto. Todos ellos se refirieron a la «asimetría» que afecta a este área de salud respecto al resto del mapa sanitario regional y recordaron que el Guadalentín lidera las listas de espera para intervención quirúrgica, con 116,2 días, cuando la media regional para ser operado es de 94 días.

«Para primera consulta con el especialista el tiempo medio de espera es de 113 días, 55,3 más que en el resto de la Región», dijo la concejala de Lorca Marisol Sánchez, que defendió que los pacientes del Área III «son igual de murcianos que el resto» y pidió «un trato igualitario».

Por su parte, la diputada Casalduero argumentó que en el hospital de Lorca faltan personal, medios materiales e inversión y afirmó que el Área III de salud es «la cenicienta» de la sanidad pública murciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook