02 de marzo de 2017
02.03.2017
Lorca

El barrio de San Pedro cambia de cara y se abre al resto de la ciudad

La nueva escalinata facilita el acesso a la ermita de San Roque tras años de reivindicaciones vecinales

01.03.2017 | 20:54
Ibarra, Jódar y Fuentes visitaron ayer la nueva escalinata de acceso a la ermita de San Roque.

Más de 2.200 vecinos del barrio de San Pedro de Lorca, así como los turistas que visiten esta zona, tendrán un acceso más fácil a las viviendas, establecimientos y a la ermita de San Roque tras concluir las obras para construir una amplia escalinata que acaba con los problemas de accesibilidad que los vecinos llevaban años denunciando. La directora general de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda, Nuria Fuentes, y la concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Lorca, Eulalia Ibarra, visitaron ayer estos emplazamientos para comprobar su terminación.

Fuentes destaca que «es un paso más para la remodelación integral del barrio, ya que la escalera es ahora más cómoda y permitirá que las personas que accedan a la ermita, que es el templo cristiano más antiguo de Lorca, y los ciudadanos residentes en las viviendas de su entorno puedan hacerlo con más seguridad».

Las actuaciones se han llevado a cabo sobre una superficie de 1.375 metros cuadrados, que incluyen el ajardinamiento de la zona en la que se han puesto cinco parterres de 183 metros cuadrados, jardineras y alcorques con la plantación de árboles, además de instalar 16 nuevas luminarias de tecnología led, para fomentar el ahorro energético, cuatro proyectores ornamentales para iluminar la Ermita y 40 apliques de pared para el alumbrado ornamental de las escaleras.

También se han colocado 530 metros lineales de canalización subterránea de tubería para el soterramiento del alumbrado público, y se han acondicionado distintas zonas de descanso con pavimento de adoquín de hormigón prefabricado de tipo envejecido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook