Las encinas centenarias situadas en el paraje de 'El Copo' que se vieron afectadas por el temporal están recibiendo la atención necesaria para intentar su recuperación, según explicó ayer el concejal de Medio Ambiente de Caravaca de la Cruz, Enrique Fuentes.

La lluvia intensa caída durante los pasados días 19 y 20 de diciembre provocó la caída de dos encinas y una tercera se vio afectada al servir de apoyo. «Estos ejemplares, además de encontrarse en un paraje natural de titularidad municipal muy apreciado y visitado por los caravaqueños, tienen un alto valor y están recogidos en el inventario de árboles singulares de la Región de Murcia», puntualizó Fuentes.

Tras el temporal, el Ayuntamiento caravaqueño se puso en contacto con la Comunidad Autónoma para solicitar ayuda técnica y material. «Conforme al asesoramiento recibido, descartamos la eliminación de los árboles, ya que existe cierta posibilidad de que sobrevivan si se mantienen en la misma posición en que quedaron tras el temporal. Intentar levantarlos podría suponer que se quebraran las pocas raíces que quedan vivas», detalló el edil.

La primera actuación, tras la delimitación de la zona por motivos de seguridad, fue la aplicación de un tratamiento para disminuir la transpiración de las hojas, y, así, reducir el riesgo de que se sequen. Igualmente, se instaló una malla geotextil y se cubrieron con tierra fértil las raíces que quedaron al descubierto para protegerlas y evitar la desecación. En breve se realizará una poda selectiva.

Los ejemplares afectados, dos de ellos con 255 centímetros de diámetro normal, sólo pueden ser manipulados por personal autorizado por tratarse de especies protegidas de patrimonio público.