El abandonado velódromo de Molina de Segura reabrirá sus puertas el próximo mes reconvertido en un espacio para actividades culturales que sus 'salvadores' han rebautizado como 'molódromo'. Los 'padres' de esta original iniciativa son los responsables de la Agrupación Centro de Cultura, Asociación Española de Universitarios, que han llegado a un acuerdo con el ayuntamiento de Molina de Segura para que les cediera dicho velódromo, abandonado desde hace años en los que ha sido pasto de la pobredumbre y los escombros, para destinarlo a actividades culturales y de ocio, tales como conciertos, carreras de drones, carreras de radiocontrol, fiestas, etc..

Eso ocurrió en mayo de este año y, después de varias reuniones con representantes de la asociación y del Ayuntamiento, la concesión, que se solicitó inicialmente para un plazo de tres años, fue acordada finalmente por un periodo de cuatro.

Durante los meses de junio, julio, agosto, septiembre y octubre, los miembros de la asociación se pusieron manos a la obra para retirar las toneladas de escombros allí acumulados y, según aseguran, el recinto ya se encuentra a punto para abrir sus puertas.

Los trabajos de limpieza del velódromo han sido «de extrema dureza», como reconocen los protagonistas, pese a tener ayuda de voluntarios internacionales de Francia, Polonia e Italia. Sin embargo, explican, su ayuda se limitó al reparto de publicidad o tareas más sencillas «debido a la dureza extrema de los trabajos realizados de sol a sol», añaden.

Y es que «la cantidad de escombros acumulada durante más de 20 años de abandono era descomunal. Se han sacado varias toneladas de escombros, a mano, con pala y carretilla, que han sido apartados de la zona del velódromo para poder darle uso convertido en explanada», señalan los esforzados universitarios.

Es más, «los escombros tenían que retirarse con pala y carretilla, no era posible la utilización de palas o excavadoras para no dañar los restos del cemento». «Sólo una vez realizada la retirada manual de escombros y basura durante tres meses, se pudo contratar una excavadora para retirar los montones de escombro generados (varias toneladas)», añaden.

El ayuntamiento de Molina de Segura, por su parte, puso a disposición de la asociación varios contenedores para la basura, que eran retirados por la empresa Sercomosa una vez se llenaban de escombros.

El recinto ya está prácticamente acabado y el objetivo es inaugurarlo el próximo jueves 15 de diciembre (de 15 a 19 horas) con un concierto solidario '1 juguete 1 entrada'. Es un concierto al que para entrar sólo hay que aportar un juguete, que luego se entregará en Navidad a familias en situación de pobreza.

El velódromo está junto al recinto de fiestas de la Universidad de Murcia, en la salida de la urbanización Mirador de Agridulce, en el polígono industrial La Polvorista, cerca de la Fábrica Azor.