30 de marzo de 2015
30.03.2015
Proyecto

El Parque de Sierra Espuña apuntalará el antiguo sanatorio de tuberculosos

Los vecinos de la zona proponen que el edificio abandonado se destine a un uso público

30.03.2015 | 04:00
El Parque de Sierra Espuña apuntalará el antiguo sanatorio de tuberculosos

La Junta Rectora del Parque Regional de Sierra Espuña invertirá 3.000 euros con un proyecto básico de estabilización de estructuras en el antiguo sanatorio de tuberculosos de Sierra Espuña que se incluiría dentro de la propuesta de gasto para 2015 y debido al mal estado en el que se encuentra el edificio.

Junto con esta propuesta, y unido al sentimiento que une a los vecinos de la zona con este antiguo sanatorio, un miembro de la Asociación de Vecinos de Gebas propuso a la Junta, en el apartado de ruegos y preguntas, que se retomaran las actuaciones para buscar alternativas de uso público para dicho edificio, medida que, durante el encuentro ni se rechazó ni aprobó. Este proyecto de acometer alguna actuación en dicho inmueble, propiedad de la Comunidad Autónoma, ya se realizó en 2008.

En aquel momento se estudió la posibilidad de construir allí un gran complejo hotelero con 200 habitaciones, aunque se descartó por ser dentro del parque natural, así como la posibilidad de demolerlo, aunque también fue descartada entre otros proyectos que tampoco se dieron por válidos, por lo que se decidió vallar el perímetro para evitar mayores actos vandálicos y que la gente accediera a su interior, debido al mal estado en que se encuentra.

La actuación que se pretende desarrollar allí este 2015, si se aprueba la partida de gastos, consolidaría parte de la estructura del edificio que se encuentra en peor estado.

Leyendas populares
El sanatorio de tuberculosos de Sierra Espuña empezó a construirse en 1913, estando operativo de 1917 a 1962, llegando a prestar asistencia sanitaria a los vecinos de la zona, que durante años aportaron su esfuerzo económico y colaborando en su construcción, de ahí el sentimentalismo que les une a este edificio.

El mal estado del interior de esta construcción y su condición como último lugar de los enfermos que fallecieron en ella han dado rienda suelta a las leyendas urbanas que afirman que se escuchan voces, gritos y lamentos en su interior, vacío desde hace mucho, así como que las puertas y ventanas se cierran y abren a su antojo.

El centro adquirió popularidad al aparecer en el programa de televisión Cuarto Milenio, que llevó a cabo investigaciones psicofónicas en su interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine