Los amantes de la ajeno volvieron a causar estragos durante la madrugada del jueves, en la pedanía caravaqueña de Singla. Un número indeterminado de personas, cuya identidad y procedencia se desconoce, rompían la reja del estanco y tienda, ubicada en el centro de la pequeña población, consiguiendo acceder a su interior, llevándose todas las cosas de valor que encontraron en su camino. Al parecer, los ladrones intentaron acceder por una de las persianas, pero posteriormente rompieron la reja de una ventana lateral. Los propietarios calculan que les han desaparecido unos 10.000 euros en tabaco, productos comestibles, bebida y dinero. A lo largo de dicha noche se produjeron más robos en varias pedanías, entre ellos, en un club de carretera de la C-330.