29 de abril de 2012
29.04.2012
Abanilla

Un edil implicado en el supuesto soborno de Fenoll se querellará por la equivocación

Aunque el juez ha archivado el caso al no hallar delito, el exconcejal José Antonio Cutillas Rocamora reclamará "daños y perjuicios"

29.04.2012 | 06:00
José Antonio Cutillas Rocamora.

­El exconcejal socialista de Abanilla José Antonio Cutillas Rocamora reclamará «daños y perjuicios» ante la Justicia por haberse visto involucrado en una trama de corrupción en la que, tal y como él mismo afirma, nada tiene que ver.

Aunque el juez acaba de archivar el caso de los presuntos sobornos del magnate de las basuras Ángel Fenoll a varios concejales socialistas de la localidad porque no ve indicios de delito, Cutillas no se siente resarcido con esta decisión, ya que el informe policial en el que se basó la investigación le confunde con otra persona. «La Justicia debe reconocer que se ha equivocado conmigo», afirma.

El hecho de que se les vaya a dejar de señalar con el dedo acusador «puede resarcir a mis compañeros de partido, pero a mí no, porque todo esto ha sido un error que nos ha hecho mucho daño a mí y a mi familia».

Desde 2010, año en que salieron a la luz unas grabaciones realizadas por Fenoll que ponían en evidencia «una presunta financiación irregular del PSOE de Abanilla con la finalidad de que no fueran cuestionadas públicamente ni la figura ni los negocios» del empresario oriolano, Cutillas siempre defendió su inocencia y no dejó de repetir que el hecho de que su nombre apareciera junto a los de los concejales socialistas José Antonio González Rivera, Manuel J. Martínez Candel, Dolores Mateo Rivera y María Dolores Saurín en el informe policial de la Unidad de Delincuencia Económica se debía a «un error de identidad».

Su ´alter ego´ le defendió
Su versión fue corroborada por el hombre con quien se le confundió, José Antonio Rocamora Perea, que, a través de una carta publicada en LA OPINIÓN el 27 de noviembre de 2010 confirmaba que «las alusiones publicadas referidas a José Antonio Cutillas Rocamora y sus supuestas relaciones con don Ángel Fenoll» se referían a él y achacaba el error a «un parecido de las identidades».

Rocamora Perea –que registró una declaración por escrito en el juzgado número dos de Cieza aclarando esta confusión– señalaba en su misiva que esperaba que se subsanaran «todos los perjuicios causados a alguien que nada tuvo que ver durante el periodo 2003-2004, mientras el PSOE de Abanilla mantuvo contactos con Fenoll».

A pesar de que el juez ha señalado que las grabaciones que dieron lugar a la causa estaban manipuladas, Cutillas Rocamora sigue llevando a cuestas su particular cruz. «Han ido a hacerme daño y han intentado amargarme mi vida personal y laboral por intentar colaborar con mi pueblo a través del Partido Socialista», dice. José Antonio Cutillas –que acaba de dejar su cargo como concejal y portavoz del PSOE por motivos personales– aclara que en los cinco años que ha sido edil «todo el dinero que he ganado como político, unos 4.000 o 5.000 euros, lo he entregado al partido».

«No busco una recompensa económica, solo pido que se me haga justicia. No tengo dinero, pero sí honradez», dice Cutillas, que recuerda cómo tuvo que colgar una pancarta gigante en el balcón de su casa para reclamar la inocencia que muchos de sus vecinos daban por perdida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas