26 de octubre de 2011
26.10.2011
Abanilla

Fenoll: "El vertedero no cierra"

El dueño de Proambiente califica de "equivocación administrativa" la orden de la Comunidad y afirma poder asumir el coste de llevar a otras instalaciones los desechos que no pueda reciclar

26.10.2011 | 02:30
Al límite. El vaso 3, el último que queda, no se ampliará

­El empresario Ángel Fenoll, propietario del vertedero de Proambiente en el término municipal de Abanilla, aseguró ayer a este periódico que continuará prestando el servicio de retirada de basuras de 19 municipios aunque el gobierno de la Región de Murcia clausure las instalaciones, tal y como acordó el pasado viernes en una resolución que le fue notificada ese mismo día. En la resolución de la consejería de Presidencia, con fecha de 6 de octubre de 2011, se ordena a Proambiente S.L. el cese de la actividad del vertedero por un periodo de 30 años. Además, se le da un plazo de tres meses para presentar el proyecto de sellado.

«No hay cierre ninguno. Ellos me pueden cerrar un vaso (de la planta), pero yo sigo», dijo el oriolano. El empresario considera que todo ha sido «una equivocación administrativa» y dijo que «los camiones están trabajando y las 200 personas que hay, también, si no estarían en el paro». «De momento, no hay nada. ¿No se equivocan los médicos y matan personas?», se preguntó.

Fenoll piensa eliminar las 300 toneladas diarias de residuos de diversas localidades que llegan a esta planta a través del reciclaje y de asumir el coste de trasladar los desechos restantes a otras instalaciones asumiendo él los costes. El empresario, cinco días después de acordarse el decreto de clausura de la actividad, continúa de reunión en reunión con abogados y técnicos para «tumbar» el citado expediente porque asegura que los vertidos que supuestamente le atribuyen en vasos ya clausurados (este es el nombre técnico que reciben los solares destinados para este fin y que van amontonándose hasta formar inmensas montañas de hasta 50 metros) se sitúan en la parte del vertedero que él tiene en la Comunidad Valenciana, concretamente, en la pedanía de La Murada y que linda con la Región de Murcia y con Abanilla. De momento ha logrado poder seguir trabajando, según constató este periódico.

Fenoll no sólo niega que el vertido fuera de los vasos se produjera en la Región de Murcia, sino que lo realizara; de hecho, argumenta que la zona de la cual se extrajo la muestra es un antiguo vaso que lleva más de 20 años cerrado y eso es algo tan evidente, añade, como el hecho de que se extrae metano del subsuelo procedente de esta descomposición.

Denuncias por vertidos ilegales
Una denuncia presentada en noviembre de 2010 por Ecologistas en Acción desembocó en la detención del Fenoll por arrojar miles de toneladas de basura en un foso de 4.000 metros cuadrados situado fuera del vertedero que regenta en Abanilla.

El vertido ilegal de basuras se realizó el pasado marzo en una finca de limoneros. Los residuos hallados fueron sepultados por maquinaria pesada para evitar que fueran descubiertos, y, de hecho, la cavidad realizada para el enterramiento de las basuras, de varios metros de profundidad, estaba ya prácticamente colmatada cuando fue descubierta por la Guardia Civil, que detuvo el pasado abril a cinco personas por sendos delitos como el que se imputa a Fenoll.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas