12 de octubre de 2011
12.10.2011
Lorca

Las primeras casas de Sepes se harán en La Viña

Serán construidas cerca del que será el mayor parque municipal. Se levantarán otras 400 viviendas nuevas

12.10.2011 | 06:00
El concejal José Joaquín Peñarruba explica el nuevo proyecto urbanístico del Consistorio

­La barriada de La Viña, considerada como la zona cero de los terremotos que se registraron el pasado 11 de mayo en Lorca, será el lugar donde la Entidad Estatal de Suelo (Sepes) construirá las primeras viviendas para los damnificados. Las casas estarán muy cerca de lo que será el mayor parque público del municipio, según anunció ayer el concejal de Urbanismo, José Joaquín Peñarrubia.

El parque se construirá frente a la subestación eléctrica y tendrá una superficie de 7.617 metros cuadrados, dentro de un espacio en el que la promoción privada  va a construir alrededor de 400 nuevas viviendas.  «Se trata de una buena noticia por dos motivos fundamentalmente, por un lado porque se aprueban las obras de urbanización para la parcela que se ha puesto a disposición del SEPES para la construcción de las viviendas modulares y, por otro, por la obtención de un gran parque en esa zona de la ciudad que estaba tan necesitada de contar con zonas verdes»

Peñarrubia explicó que en esta unidad de actuación, situada junto a la parte trasera del bar Santos, se destinarán, aparte de los 7.617 metros cuadrados de parque, otros 1.722 metros cuadrados para la construcción de los primeros edificios modulares para los afectados por los seísmos, 6.590 metros cuadrados para viviendas de promoción privada con bajos y 7 plantas, 2.329 metros cuadrados para calles peatonales y 8.497 metros cuadrados para viales y aparcamientos. En total, se prevé una edificabilidad de 44.500 metros cuadrados distribuida en un máximo de bajo y siete plantas, lo que supone, aproximadamente, unas 400 viviendas. Los costes de urbanización superan los tres millones de euros, que correrán a cargo del promotor, que es una cooperativa.

 El edil indicó que «con este acuerdo, se da un paso decidido para aumentar la calidad de vida de los vecinos de este barrio, al tiempo que se ayudará a solucionar el problema de viviendaspara muchas familias lorquinas, que ahora lo están pasando muy mal porque perdieron sus casas». Según el edil, las obras de esta nueva zona de expansión permitirán también generar puestos de trabajo en el sector de la construcción.
Además, Peñarrubia adelantó que en cuatro o cinco meses habrá sido trasladada la subestación eléctrica ubicada entre los barrios de La Viña y San Antonio hasta las proximidades del Club Hípico, donde las obras están casi acabadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook