El secretario general de UGT, Cándido Méndez, se comprometió ayer en Lorca a trabajar desde la organización sindical que dirige para que los trabajadores que se han visto afectados por los terremotos tengan garantizados sus derechos, en un caso excepcional como el que se ha registrado.

El secretario general de UGT dijo que nada más registrarse la tragedia, los servicios jurídicos del sindicato se pusieron a disposición de los damnificados para resolver los problemas que pudieran surgir y así lo van a seguir haciendo con nuevos servicios.

«Los trabajadores afectados por esta situación excepcional por fuerza mayor que han tenido que pasar al paro no computan los periodos de desempleo a efectos de sus derechos generales, e incluso con la normativa en vigor, vamos a estar vigilantes para que se cumpla en aquellos casos en los que los trabajadores no tuvieran acumuladas cotizaciones suficientes para tener acceso a la prestación por desempleo y para que puedan tener acceso a las mismas por razones de excepcionales», añadió.

Méndez señaló también que no tiene por qué incrementarse la economía sumergida. «En cuanto las actividades están sometidas a un control público, la actividad que se genere será totalmente legal», añadió.

Tras la reunión con el alcalde la comitiva, con Cándido Méndez a la cabeza, se desplazó hasta la empresa Ambulancias de Lorca y posteriormente al hospital comarcal Rafael Méndez donde, en ambos casos, mantuvo un contacto con los trabajadores.

Los ecos de la IPL

Méndez confía en que la iniciativa legislativa popular (IPL) apoyada por más de un millón de firmas en contra de la reforma laboral tenga eco entre los parlamentarios, a quienes pide que reflexionen sobre la situación por la que atraviesa el país. Méndez dijo que «además del millón de firmas, nos avala la realidad».