16 de junio de 2011
16.06.2011
Abanilla

Un año clamando por su inocencia

El edil José Antonio Cutillas pide al juez que archive su causa en el caso Brugal porque hay un error con su identidad

16.06.2011 | 02:30
La edil independiente Mª Dolores Saurín en los juzgados. A la izda, José Antonio Cutillas

­Un supuesto error de identidad en el informe policial del caso Brugal trae de cabeza desde hace más de un año al edil socialista José Antonio Cutillas Rocamora, que ayer declaró en los juzgados de Cieza como imputado por un delito de cohecho. «Soy total y absolutamente inocente. No conozco a Ángel Fenoll –cabecilla de la trama– ni he hablado nunca con estos señores», reiteró ayer ante la jueza en su declaración.

En el informe de la Unidad de Delincuencia Económica, unas grabaciones realizadas por Fenoll ponían en evidencia «una presunta financiación irregular del PSOE de la localidad con la finalidad de que no sean cuestionadas públicamente ni la figura ni los negocios del empresario».
Sin embargo, al parecer, no es a Cutillas Rocamora a quien grabaron, sino a otro exconcejal socialista con un apellido en común, José Antonio Rocamora Perea, que ya reconoció en un escrito enviado a LA OPINIÓN que las relaciones con el empresario oriolano «se refieren a mí, no a él».

Cutillas Rocamora, delicado de salud desde que se vio inmerso en la marea del caso Brugal, espera que la Justicia «no se demore más y proclame mi inocencia, porque esto es de locos».

También acudieron hasta los juzgados antiguos compañeros de partido de Cutillas, aunque su declaración se pospuso para mitad del mes de julio. Tanto Manuel Martínez Candel como Dolores María Mateo afirmaron no tener nada que ver con la trama del magnate de las basuras de la Vega Baja. «Yo no niego que me reuní con Fenoll cuando era concejal, pero no recibí dinero, ni regalos ni cestas de Navidad como otros políticos murcianos», aclara Candel. Por su parte, Mateo señala que habló con el oriolano «para pedirle fondos para el grupo folclórico Santísima Cruz, del que era vicepresidenta, como hice con otros tantos empresarios de Abanilla». Además, aclaró que está «totalmente tranquila» y que no tiene «nada que ocultar, ni ahora ni nunca».

Por los juzgados también se vio a la edil de Independientes Unidos por Abanilla, María Dolores Saurín, y a otro exconcejal socialista, José Antonio González.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook