31 de mayo de 2011
31.05.2011
Los nuevos alcaldes | Moratalla

"No quiero que haya ciudadanos de primera y de segunda"

­Persona con vocación de servicio público, Antonio García conversa con todo aquel que se cruza en su camino. Tiene en mente mejorar los servicios de las pedanías y tiende la mano a la oposición para que participe en la gestión del Ayuntamiento

31.05.2011 | 03:25
Antonio García, en pleno casco antiguo.

¿Cuáles son los pilares en los que va a basar sus próximos cuatro años de mandato?
La situación actual del Ayuntamiento es muy complicada y queremos contar con todos los grupos políticos y los vecinos para intentar resolverla. Otro de los grandes problemas es el desempleo y ahora nuestras iniciativas tienen que ir encaminadas a resolverlo.

Ha comentado que recibe un Ayuntamiento con serios problemas de tesorería. ¿Tiene alguna medida económica en mente?
Nos consta que la situación no es buena, pero hasta que no conozcamos realmente cómo se encuentra el Ayuntamiento no podemos aventurarnos a dar soluciones. Ahora mismo estamos inclinados a hacer una auditoría, y ya con los resultados aplicaremos las medidas correspondientes.

Será el encargado de regir los destinos de uno de los términos municipales más grandes de España. ¿Qué mejoras tiene previstas para las diez pedanías?
Tenemos que hacer todo lo posible para que todos los servicios lleguen a las pedanías, servicios de calidad en las mismas condiciones que los ciudadanos de los núcleos más grandes. Otra de las cosas importantísimas es que las comunicaciones sean dignas para que les hagan la vida más fácil a los habitantes, y completar infraestructuras básicas como las depuradoras. Trabajaremos para que los consultorios estén informatizados. No queremos que en Moratalla haya ciudadanos de primera y de segunda.

Ya fue alcalde de 2001 a 2007 gobernando en minoría. ¿Cómo gana más la ciudadanía, con una mayoría absoluta o gobernando en minoría?
Los ciudadanos han dicho en las urnas lo que quieren. Esto no es cuestión de gustos, es cuestión de asumir la realidad. Desde el punto de vista del gobernante es preferible la mayoría absoluta porque facilita la labor de gobierno, pero nosotros estamos dispuestos a tender la mano y hacer que todos los grupos políticos participen en la gestión del Ayuntamiento y en proponer las soluciones que tenemos que dar a los vecinos.

La Fiesta del Tambor está englobada en la candidatura de Patrimonio de la Humanidad. ¿Qué posibilidades se abren a la ciudad ahora?
Entendemos que es muy positivo para la fiesta, el turismo y la actividad económica de Moratalla. Cualquier mejora que pueda conseguir la ciudad en cualquier ámbito es positivo. Queremos ver si podemos conseguir la declaración de Interés Turístico Nacional, pero no nos olvidamos del turismo rural, el religioso y del arte rupestre.

¿Seguirá compaginando sus tareas como médico de familia con las de primer edil?
Sí, por supuesto, el cargo de alcalde es circunstancial. Yo quiero seguir trabajando, no estar liberado y continuar dedicándome a lo que me gusta.

¿Cómo consigue desconectar?
A mí no me gusta desconectar, mi móvil está siempre encendido porque me encanta el contacto directo con la gente. Todos mis vecinos tienen mi móvil y saben que pueden llamarme cuando me necesiten. Hemos pasado de una etapa de oscuridad antes de encontrar la luz; ahora no podemos desconectar, debemos estar junto a nuestra gente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook