El Grupo Apia XXI invertirá en Totana un total de 55 millones de euros para construir siete innovadores invernaderos cuya cubierta son placas fotovoltaicas, que propiciarán 1.500 puestos de trabajo en el municipio.

El consejero de Universidades, Empresa e Investigación, Salvador Marín, acompañado del alcalde de Totana, José Martínez Andreo, y del jefe de Gestión del Suelo del Grupo Apia XXI, Roberto Media, presentaron ayer el proyecto, que generará electricidad equivalente al consumo de 11.000 personas.

Estas instalaciones agroenergéticas cuentan con un diseño innovador de ingeniería, en el que se combina la última tecnología de producción de energía solar fotovoltaica con la creación de espacios cubiertos en los que poder desarrollar microclimas adecuados para todo tipo de cultivos destinados a la alimentación o plantas ornamentales.

Las estimaciones del plan de desarrollo del proyecto establecen generar 1.000 puestos de trabajo durante la construcción de las instalaciones,

así como 300 empleos directos durante su explotación y otros 150 indirectos, derivados de actividades relacionadas con sectores como la logística. Además, contribuirá a la dinamización del sector empresarial en la comarca y a la generación de nuevas oportunidades de negocio.

Para el desarrollo de esta iniciativa, el grupo empresarial cuenta con 11 parcelas en Totana que suman 28 hectáreas de terreno, en las que se construirán las siete instalaciones. El proyecto prevé la colocación de 10.000 paneles solares para contar con una potencia instalada de 14 megavatios y evitar la emisión a la atmósfera de más de 11.000 toneladas de CO2.

Para conectar cada una de las instalaciones y evacuar la energía hacia los consumidores, se instalarán más de 17 kilómetros de línea de alta tensión soterrada.

Las obras comienzan en abril

Martínez Andreo explicó que «este es un gran proyecto que beneficiará enormemente al municipio, ya que se apuesta por las energías fotovoltáicas a la vez de aumentar la producción agrícola». El primer edil de Totana indicó que las obras de construcción arrancarán en abril, y que el proyecto «beneficiará a muchas familias del municipio».

Por su parte, Marín destacó las condiciones de irradiación solar de la Región, además del tejido empresarial y del personal cualificado «con el que contamos para ser innovadores en el sector de las energías renovables y continuar avanzando en los objetivos del Programa Integral de Ahorro y Eficiencia Energética».