Tres personas tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios de emergencias a consecuencia de las intoxicaciones por inhalación de humo que sufrieron anoche durante el incendio que se produjo en el interior de un edificio en el casco urbano de Lorca.

El fuego se inició a las nueve y media de la noche del martes en un edificio de la calle Serrallo y las llamas destruyeron en pocos minutos este inmueble del primer piso y también afectó al segundo, según indicaron ayer fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, en cuyo número de teléfono se recibiendo varias llamadas de personas informando del incendio.

Las personas residentes en la vivienda siniestrada pudieron abandonarla, aunque dos de ellos y un miembro de la Policía Local resultaron afectados por el humo, por lo que tuvieron que ser atendidos por el personal sanitario y trasladados al hospital Rafael Méndez, si bien ninguno de ellos con intoxicación grave.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia con base en Lorca, una unidad móvil de Emergencias y dos ambulancias del Servicio Murciano de Salud (SMS).

Los agentes de los bomberos dieron por controlado el fuego a las diez de la noche y el incendio provocó el corte al tráfico de la avenida Juan Carlos I en el tramo en el que desemboca la calle Serrallo.