La joven rumana desaparecida desde la tarde del pasado lunes, Andrada Belinaz, sigue en paradero desconocido, pero tanto su hermano de 17 años como unas amigas han podido contactar con ella en Internet. La chica dice que "se encuentra bien, que está por Valencia y que por ahora no puede volver a Yecla", según precisan sus familiares. Precisamente esto es lo que tiene a sus padres al borde de los nervios. Su madre, Mónica, piensa que "si Andrada dice que no puede volver es porque está retenida". Ahora, su teoría sobre que la joven se fue de manera voluntaria se resquebraja. Al parecer, la joven conoció a un chico por Internet con el que trabó una gran amistad, pero él dice no saber nada de su paradero. El miércoles, la joven dijo a sus padres que iba a tomar un autobús en Valencia para volver a casa, cosa que no sucedió. Si alguien la localiza debe llamar a la Policía o al 650 870 462.