Las obras de restauración de la ex colegiata de San Patricio van a recibir un fuerte empujón en forma de inversión económica. Y es que el Consejo de Gobierno autorizó ayer la concesión de una subvención al obispado de Cartagena para la segunda fase de las obras de restauración de este inmueble, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1941 y Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento en 1985. El importe del proyecto de restauración asciende a 1,08 millones de euros, de los que la Comunidad Autónoma, a través de la consejería de Cultura y Turismo, aportará 379.245 euros, y el resto Cajamurcia, el Obispado de Cartagena y el propio ayuntamiento de Lorca.

Esta fase de la restauración se centra en actuaciones sobre elementos portantes, bóvedas fisuradas, acabados perdidos o alterados, operaciones de limpieza y consolidación y de restitución de sillares en las fachadas. También incluye la restauración de humedades en la capilla de la Virgen del Alcázar, la recuperación de las buhardillas de la Sala Capitular y una intervención en la terraza presbiteral.