Los niños de los centros escolares de Cehegín dejaron ayer sus tareas escolares por un día para convertirse en ediles de la corporación municipal del ayuntamiento y participar en un pleno que tuvo como lema central el agua. Los niños pusieron todas las cartas sobre la mesa y protagonizaron un enriquecedor debate con su particular visión del tema.