29 de enero de 2010
29.01.2010
La Opinión de Murcia
Alcantarilla

Detenida una mujer por darle una cuchillada en el abdomen a su novio

La presunta agresión se produjo en el domicilio de la pareja, aunque la acusada defiende que la víctima se autolesionó

29.01.2010 | 01:00
Unai Aguinaga fue ingresado ayer en La Arrixaca tras recibir una puñalada en el abdomen

La Policía Local de Alcantarilla detuvo ayer a una mujer por un presunto intento de homicidio contra su compañero sentimental, a quien supuestamente apuñaló en el abdomen con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones. 

Los hechos ocurrieron en una vivienda de la calle Buenavista de Alcantarilla minutos antes de las nueve de la mañana de ayer. El aviso del suceso lo dio el propio herido, quien telefoneó a la Policía Local informando de que su novia le había asestado una cuchillada en el abdomen. De inmediato, acudió al lugar de la agresión una ambulancia que prestó los primeros cuidados a la víctima para, con posterioridad, trasladarlo al hospital universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, donde se recupera de sus heridas.

Los agentes se dirigieron luego al domicilio de la calle Buenavista de la localidad donde se produjo la presunta agresión con el objetivo de intentar localizar a la presunta autora material. Una vez que llegaron al mismo, los agentes vieron a la mujer salir del domicilio y la detuvieron para tomarle declaración.

La presunta agresora se llama Cristina C. M., tiene 26 años y es de nacionalidad española. La acusada relató a los policías que su pareja, Unai Aguinaga, se había autolesionado tras una discusión, autorizando a éstos a pasar a su domicilio para poder hacerse cargo del arma utilizada.
El caso ha pasado a manos del Cuerpo Nacional de Policía Nacional, que ha escuchado la versión tanto de la víctima como de la presunta agresora. Ahora los investigadores están pendientes de aclarar los términos en los que se produjo el incidente, y para ello han de contar con dos factores que van a resultar fundamentales.

Uno de ellos es el propio testimonio del herido, quien habrá de reconstruir la agresión y relatar cómo fue supuestamente agredido por su compañera sentimental. El otro es un análisis forense que debe determinar las circunstancias en las cuales se produjeron las heridas ya que, según señalaron fuentes policiales, "una agresión realizada por otra persona y una lesión provocada por uno mismo no son idénticas, y eso lo tenemos que esclarecer".

La agresión se produjo en el interior del domicilio que ambos compartían, por lo que no hay testigos del incidente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas