24 de enero de 2010
24.01.2010
LORCA

Se buscan cardiólogos

24.01.2010 | 10:00
José Luis Albarracín

Pacientes denuncian que la falta de especialistas del corazón está demorando durante meses las consultas en el Rafael Méndez

Pacientes del servicio de cardiología del hospital Rafael Méndez de Lorca se quejan de que la falta de médicos de esta especialidad está demorando las consultas durante meses y que se tienen que realizar las pruebas en otros centros sanitarios.
El director gerente del Área Tercera de Salud, José Luis Albarracín, reconoce que sólo hay cuatro cardiólogos para 180.000 usuarios de Lorca, Puerto Lumbreras, Águilas, Totana y Aledo. Además, Albarracín comenta que tienen dificultades para encontrar facultativos de esta especialidad.
El malestar de los pacientes es manifiesto, ya que según ellos se están produciendo retrasos de varios meses para que los facultativos los vean, teniendo que acudir a las consultas particulares para ser reconocidos. Y recuerdan que las enfermedades relacionadas con el corazón "no permiten muchas demoras".
Albarracín dice que comprende las quejas de los usuarios, pero afirma que la culpa no es del hospital ni tampoco del Servicio Murciano de Salud (SMS), sino de que "no se encuentran profesionales para esta especialidad" En el hospital lorquino serían necesarios entre 9 y 10 cardiólogos, explica el gerente del Área Tercera de Salud, quien explica que "la situación se agrava aún más cuando se produce la baja de alguno de los especialistas, pues todo el trabajo recae sobre los otros".
José Luis Albarracín indicó que "uno de los cometidos que tengo que realizar cada día es buscar por todos sitios especialistas en cardiología para poder dar un servicio adecuado".
El problema de la falta de cardiólogos, según Albarracín, se ha agravado últimamente y está provocando, según el gerente del Área Tercera de Salud de Lorca, "que se retrasen las revisiones,  aunque la primera consulta la vamos asumiendo de la mejor manera posible".
En las primeras visitas, el plazo de espera, según Albarracín "no supera el mes, aunque las revisiones y pruebas complementarias, tales como ecocardiografías o ergometrías constituyen el verdadero problema". En este sentido reconoce que algunas de estas pruebas hay que derivarlas a otros centros concertados para evitar demoras.
Esta situación ocurre también en otros hospitales de la Región de Murcia, según comentó José Luis Albarracín, quien no obstante añade que "en otros centros hospitalarios han podido asumirlos y en el Rafael Méndez resulta más difícil por el incremento de población a la que atiende".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook