Lorca acogerá una planta pionera en España y en Europa para la recuperación de energía a través de tratamiento de residuos y subproductos ganaderos, según explicaron ayer el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, el alcalde, Francisco Jódar, y el investigador Juan Lobera.

La iniciativa está enmarcada dentro del programa Life de la Unión Europea. Se desarrollará durante un periodo de cuatro años y cuenta con una inversión de 2,6 millones de euros. La planta se ubicará en el paraje de Barranco Hondo, junto al centro de residuos sólidos del ayuntamiento.

El proceso de tratamiento de restos orgánicos permitirá reducir 1.000 kilos de residuos a 11 kilos de cenizas, además de disminuir las emisiones contaminantes y generar energía eléctrica y calorífica. La idea, según el alcalde, será exportada después a otros lugares de España y de Europa.

Lo que se pretende, según Cerdá, es evitar que todos esos residuos perjudiquen el medio ambiente y a la vez se puedan aprovechar.

El titular de Agricultura y Agua destacó asimismo que el proyecto permitirá desarrollar "un sistema innovador de tratamiento colectivo de residuos que se generan tanto en el ambiente urbano como en la actividad ganadera, principalmente en el sector porcino, lo que permitirá generar la energía que estos materiales orgánicos contienen en forma de biogas y biomasa".

Cerdá explicó asimismo que la Región genera anualmente más de 4 millones de metros cúbicos de purines de cerdo y más de 136.800 toneladas de otros residuos procedentes de lodos de las depuradoras y mataderos de cerdos, entre otras instalaciones.