El secretario general de los socialistas murcianos, Pedro Saura, explicó ayer a los responsables de la Confederación Regional del Empresarios de la Región de Murcia (CROEM) la necesidad de que el Gobierno regional cambie el modelo de desarrollo "empezando por la modificación de la Ley del Suelo que está basado en la invasión del territorio y que favorece la especulación y genera corrupción".

Para Saura, quien ayer se entrevistó con los responsables de la patronal murciana, que encabezó su presidente, Miguel del Toro, la reunión se desarrolló "dentro de la normalidad democrática". En este sentido, el secretario general del PSRM-PSOE resaltó que los socialistas "apostamos por la regeneración de la vida política, al mismo tiempo que pretendemos potenciar la innovación y la educación, frente al modelo Valcárcel de la recalificación masiva", dijo Saura.

Asimismo, destacó, en relación a las críticas de los empresarios sobre la polémica urbanística, que en Murcia "la gente quiere saber la verdad, por lo que el PSOE no va a mirar para otro lado, ya que la sociedad es muy exigente y no quiere que haya corrupción", argumentó el secretario general Pedro Saura tras la entrevista con los empresarios de CROEM. También se preguntó las consecuencias que tendrá en Europa la política urbanística del PP, "ya que los países ricos de la Unión Europea han votado en contra de la misma en la Comunidad Valenciana, que es la misma que la de la Región de Murcia".

En este sentido, destacó que la reciente votación en el Parlamento Europeo sobre el modelo de desarrollo de la Comunidad Valenciana no se trató de "extremistas radicales, si no de un conjunto de eurodiputados, los que pusieron objeciones al modelo urbanístico levantino, que fueron 550 de diverso signo político frente a 45".

Saura, quien constató más puntos coincidentes entre los los intereses de los empresarios y los del PSOE murciano, dijo a los representantes de CROEM que hay que cambiar el rumbo de la política urbanística de la Región de Murcia "para poner en orden el territorio".

Entre las mejoras que planteó Saura, destaca la exigencia de que el desarrollo urbanístico se circunscriba al suelo urbanizable, acabando con los convenios entre las empresas y los municipios.

"No se pueden multiplicar por diez los habitantes de una población ni por dos los de la Región porque genera a largo y mediano plazo problemas e incomodidades, y eso no es calidad", dijo. "La sociedad murciana sabe que estos del PP se han pasado con el urbanismo", afirmó.

Por su parte, el consejero de la Presidencia regional, Fernando de la Cierva, aseguró ayer que Saura demuestra "una falta de pudor al mentir a los ciudadanos diciendo que lo que dice Bruselas es reprobar el desarrollo urbanístico de Valencia y Murcia, ya que el Parlamento sólo ha critica un aspecto, que es el del agente urbanizador que en Murcia no existe ni ha existido".