Juan Pelotero en Calasparra

-
Se trata de un personaje tradicional popular cuyos orígenes se remontan al siglo XV y que sale por las calles acompañado de su cuadrilla, los Inocentes, formada por el Escribano, el Juez y el Carcelero. Ellos llevan un bastón de mando, un libro añejo y una pluma de pavo, símbolos de autoridad municipal que emplean para multar a la gente por lo primero que se les ocurra, por ridículo que parezca. El aspecto del conjunto es estrafalario.

El protagonista principal se pinta la cara con azulete y deambula blandiendo un instrumento formado por un palo cuyo extremo está rematado por una bola de trapo (de ahí su nombre). El juego consiste, básicamente, en que cualquier calasparreño o calasparreña le daba unas monedas para que pegase a cualquier otro… Cuando Juan Pelotero llegaba a cumplir su encargo la víctima debía pagar más dinero para que no le pegase o para que le devolviese el pelotazo al primero.