Deporte chic

Si el chándal se subió a la pasarela de alta costura de París, también puede entrar en la oficina. Eso sí, mejor con un toque de neón