Nuevo Hyundai Tucson, en la senda del éxito

Sin duda uno de los modelos de mayor aceptación, el Tucson se renueva para seguir arriba en las listas de ventas; llama la atención su atractivo salpicadero con pantallas corridas

Nuevo Hyundai Tucson

Nuevo Hyundai Tucson

Los coreanos de Hyundai han sometido a la generación actual de su superventas Tucson a un merecido lavado de cara, con ligeras actualizaciones en su exterior -parrilla frontal, faros, paragolpes delantero y trasero y llantas- y el nuevo interior de doble pantalla -en las versiones altas, las básicas conservan el cuadro de instrumentos analógico-, ya conocido en los Kona.

Además, dentro también destaca la reubicación de la palanca del cambio en la columna de dirección, despejando la consola central y ofreciendo un manejo más intuitivo y sin necesidad de apartar la mirada de la carretera.

Se sigue ofreciendo en variantes de gasolina, diésel, híbrida -con hibridación ligera en gasolina y diésel- e híbrida enchufable, aunque sus cifras de potencia varían ligeramente respecto a su antecesor, son las mismas mecánicas y las diferencias vienen de las homologaciones. Así encontramos los bloques diésel de 115 y 136 CV, esta último con hibridación leve y, por tanto, con etiqueta ECO. Las opciones de gasolina pasan por un nuevo motor de 160 CV junto a un híbrido no enchufable de 215 CV y otro híbrido enchufable como tope de catálogo de 265 CV.

Partimos de la base de que el Tucson ya era un excelente modelo en todas sus variantes y motorizaciones y que ahora es más refinado, ligeramente mejor equipado y con precios muy razonables entre sus competidores.

Se enriquece su listado de elementos con el navegador de serie en el sistema de visualización de dos pantallas corridas de 12,3 pulgadas -solución disponible desde los niveles intermedios-

Hemos tenido la oportunidad de rodar con un diésel híbrido de 136 CV que nos ha gustado por su silencio de marcha, su progresividad y facilidad de conducción y por su etiqueta ECO -algo de lo que pocos diésel pueden presumir-. También hemos probado el tope de gama, un PHEV -híbrido enchufable- con acabado N Line Style de 265 CV 4x4 que nos ha encantado por prestaciones y respuesta pero cuyo precio -casi 54.000 euros- le alejan demasiado de los muy razonables 30.425 euros de la versión de acceso -gasolina 1.6 T-GDi- o 32.925 euros en el caso del diésel 1.6 CRDi de 115 CV, pero ya sabemos que los híbridos enchufables son mucho más caros por su doble tecnología, sean de la marca y tamaño que sean.

En Gasmovil Hyundai Murcia podrán obtener más detalles de esta puesta al día de uno de los modelos más vendidos de la marca.