El Compass supone el 40% de las ventas de Jeep en Europa, por lo que su renovación suponía todo un reto para la firma norteamericana, y lo cierto es que lo han superado con creces ya que el modelo ha mejorado notablemente en aquello que más precisaba: calidad general, tecnología y adaptación eléctrica.

Esta evolución no se refleja demasiado en un diseño exterior continuista, pero sin duda más atractivo, gracias a elementos como los faros Full LED más finos (de serie en toda la gama), luces diurnas también de aspecto más alargado, faros antiniebla reubicados en los extremos del paragolpes, y la legendaria parrilla Jeep en una posición más elevada y dividida en dos secciones.

En el interior sí se aprecia una gran evolución, con un estilo más moderno y sofisticado, que logra transmitir una mayor sensación de calidad general. En el habitáculo destaca la pantalla ubicada sobre el salpicadero, que puede ser de 8,4 o 10,1 pulgadas, y que está acompañada de un cuadro de instrumentos digital full-HD de 10,25 pulgadas.

Pero sin duda la mejora tecnológica más importante es la que hace del Compass 2021 el primer Jeep en montar el sistema Uconnect 5, con sistema operativo Android y conectividad 4G. Entre otras cosas incluye: Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos y navegador TomTom con reconocimiento de voz natural, que se activa con el comando «Hey, Jeep».

El salto tecnológico no sólo se enfoca a la conectividad y el infoentretenimiento, también se ha optimizado notablemente la seguridad, con modernos sistemas ADAS de última generación que permiten al Compass 2021 ser el primer Jeep de Europa con conducción autónoma de nivel 2.

Amplia gama de motores

El Compass se ofrece con motores capaces de acoplarse a cualquier necesidad gracias a su gran variedad. El propulsor diésel 1.6 MultiJet II se ha optimizado para desarrollar 130 CV, es decir 10 más que antes, en combinación con un cambio manual de seis velocidades y tracción delantera.

La oferta gasolina se basa en el motor turbo GSE de 4 cilindros y 1.3 litros con dos niveles de potencia: 130 CV en combinación con un cambio manual de seis velocidades, o 150 CV junto con un cambio automático de doble embrague en seco (DDCT). Ambos con tracción delantera.

Pero la novedad más importante en el apartado técnico es la integración de la propulsión híbrida enchufable con el motor turbo de 4 cilindros y 1.3 litros con tecnología PHEV. Disponible con de 190 CV o 240 CV y 270 Nm de par, este motor se combina con un cambio automático de seis velocidades y disfruta siempre de la tracción total inteligente eAWD. El motor eléctrico, ubicado en el eje trasero, se alimenta de una batería de 11,4 kWh que permite una autonomía 100% eléctrica de entre 47 y 49 km (ciclo WLTP), según la versión.+

NUESTRAS IMPRESIONES

El modelo Compass es quizá el SUV más preparado para rodar fuera del asfalto de cuantos se comercializan en nuestro mercado, sobre todo la versión Trailhawk que, además de la tracción total –es una de las dos opciones híbridas enchufables-, dispone de mayor altura libre al suelo, suspensiones más eficientes y ajustes del control de tracción específicos para off road. Más que un modelo nuevo se trata de una acertada actualización del ya conocido. Aporta diferencias estéticas, nuevo y mejor interior, acabados más completos y una gama muy bien estructurada, con motores gasolina y un diésel, también mejorado de 10 CV más, a los que se unen los dos híbridos mencionados. A esto hay que sumar cinco diferentes niveles de acabado con lo que será fácil encontrar el Compass que más y mejor se adapte a nuestras necesidades y presupuesto.

GLADIATOR: NUEVA PICK-UP DE JEEP

El hecho de que los pick-up no se vendan demasiado en nuestro mercado no es óbice para que dispongamos de una excelente oferta, con los Ford Ranger, Toyota Hilux, Mitsubishi L200 o Isuzu D-Max. Sin embargo, la llegada del nuevo Jeep Gladiator cambia las reglas del juego al situarse claramente por encima de todos ellos. Primero por tamaño, ya que sus con 5,59 metros de longitud es el más largo de todos y segundo porque su motorización, equipamiento y acabado –lógicamente también por precio- son más propios de un TT de lujo que de un vehículo de ocio o trabajo –enfoque de los modelos antes citados-. Con un extraordinario motor diésel V6 de 3.0 litros, unido a un cambio automático con convertidor de par y 8 velocidades y un sofisticado paquete de ayudas electrónicas a la conducción, este Gladiator es el mejor pick-up que hayamos conducido nunca, haciéndonos cómodo incluso su chasis de largueros y travesaños o sus robustos ejes rídidos –ojo Dna 44-. En nuestra toma de contacto nos impresionó su manejabilidad, pese a su tamaño y peso, gira mucho y sus capacidades off road son extraordinarias, tanto como para atrevernos con giros y movimientos impensables para un vehículo tan largo.