05 de julio de 2020
05.07.2020
La Opinión de Murcia
Prueba

Mitsubishi Outlander Phev, evolución que convence

Renovado en profundidad para seguir con su ritmo de ventas, gana además potencia y dotación, manteniendo el bajo consumo

05.07.2020 | 04:00
Mitsubishi Outlander Phev, evolución que convence

Puesto al día hace poco más de un año con cambios en imagen, dotación y mecánica, el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV mejora un producto que ya de por sí resultaba interesante, no en vano es el modelo híbrido enchufable -'PHEV'- más vendido en Europa. Razón de más para tenerlo en cuenta a la hora de renovar nuestro vehículo, ya que con los nuevos planes del Gobierno, los descuentos pueden llegar hasta los 4.000 euros.

Características del nuevo Mitsubishi Outlander PHEV

Si por fuera los cambios atañen a los paragolpes, parrilla y las ópticas, que pueden ser de Led para todas las funciones, dentro notamos ciertos detalles cromados, algunos mandos se reorganizan, hay aireadores para las plazas traseras y los asientos, que son más cómodos, adoptan otras tapicerías.

En cuanto a la cadena motriz, el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV recibe un actualizado motor de gasolina, que sube su cilindrada hasta los 2,4 litros para rendir 135 CV -antes era de 2,0 litros con 120 CV-. La parte eléctrica mantiene la potencia delante de 82 CV y suma un nuevo motor eléctrico trasero de 95 CV. Así, la potencia total del sistema híbrido enchufable asciende a 230 CV -antes 203 CV-, lo que repercute en las prestaciones, como hemos comprobado en nuestras pruebas. Nos ha gustado asimismo su respuesta a medio régimen, más contundente que antes, además de disfrutar de un mejor trabajo de insonorización que influye en el confort general en marcha.

El tarado de las suspensiones es más bien suave, pero su comportamiento da confianza para poder ir a ritmos rápidos, además se ha aumentado la rigidez del chasis. Hay nuevo modo de conducción 'Sport' que prioriza las prestaciones -se incorpora otro que mejora la tracción en superficies más deslizantes 'Snow'-.

Gestión inteligente del nuevo Mitsubishi Outlander PHEV

Mención especial merecen, dentro de la sección eléctrica, los acumuladores de energía, que suben hasta los 13,8 kWh en esta última entrega. Permiten una autonomía en modo 'EV' -100 % eléctrico- de 54 kilómetros bajo el más realista ciclo WLTP -un rango que se puede conseguir si se conduce de forma eficiente-, y pueden impulsar el coche hasta una velocidad de 135 km/h. La recarga se obtiene, además de por una toma de corriente -alrededor de cinco horas si es doméstica, menos de media hora para el 80 % de carga en una toma rápida-, en marcha a través de las máquinas eléctricas que se invierten para hacer de generadores en fases de retención.

Esta retención se puede modular en cinco etapas para que cargue de forma más eficiente, a costa de una mayor deceleración, con las levas del volante y la posición 'B' del selector del cambio. Pero eso no es todo, porque hay dos mandos aparte para forzar la recarga de la batería -útil si queremos hacer los últimos kilómetros de un trayecto en modo eléctrico- o para conservar el remanente que tengamos.

Por otro lado, la arquitectura de propulsor eléctrico en el eje trasero consigue un esquema de tracción integral, algo que aumenta las posibilidades de uso de un vehículo que levanta sus bajos del suelo 19 centímetros.

Y no podemos pasar por alto los resultados obtenidos con el nuevo sistema de propulsión. A pesar del incremento de la potencia, sigue homologando una cifra de consumo muy baja: 1,8 litros por cada 100 km -en los ciclos de homologación se tienen en cuenta los momentos en los que este tipo de vehículos funcionan en modo 'EV', de ahí ese valor tan bajo-. Su eficiencia le ha valido la etiqueta 'Cero emisiones' de la DGT, con todas las ventajas que eso conlleva.

Por lo demás, el formato Outlander sigue siendo muy acertado al ofrecer un modelo alto, de 4,70 metros de longitud pero nada aparatoso, con un maletero de casi 500 litros. Su interior, comodísimo, por cierto, es muy modulable, otro detalle que puede convencer a los indecisos que están pensando en un monovolumen. Destacamos también del interior la buena calidad de sus materiales y la acertada postura de conducción, con los mandos muy a la mano.

Gama Outlander PHEV

La gama Outlander PHEV queda articulada por los niveles Motion, Kaiteki y Kaiteki+. El primero de ellos porta elementos como llantas de 18 pulgadas, sistema multimedia con conectividad Android Auto y Apple CarPlay, acceso y arranque sin llave, cámara de visión trasera o sistema de detección de ángulos muertos, entre otros. El acabado Kaiteki suma al listado el sistema de cámaras periféricas, la apertura -y cierre- eléctrica del portón, las ópticas de Led para todas las funciones o la frenada inteligente con detección de peatones. Por último, el nivel Kaiteki+ añade el cuero en los asientos y el techo solar, por citar algunos.

El Mitsubishi Outlander PHEV tiene un precio de partida sin descuentos de 36.300 euros; aunque hay que tener en cuenta los descuentos por diferentes promociones, así como las ayudas del Gobierno a la compra. Eso deja al eficiente modelo japonés con una imbatible relación precio/producto, y es que, hoy por hoy, el Outlander PHEV, como ya hemos mencionado al principio, sigue siendo el 'SUV' híbrido enchufable más vendido del mundo con más de 250.000 unidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Coches de segunda mano

Renault Trafic Diésel en Sada

18.900€, año 2016, 108.466 kms. v.Combi L1H1 1.6 Dver más

Seat Ibiza Gasolina en Barcelona

11.990€, año 2017, 36.000 kms. v.1.0 EcoTSI 95CV Sver más

Lexus NX Híbrido (Gasolina) en A Coruña

30.500€, año 2016, 104.271 kms. v.300H F-SPORT PANver más

Fiat 500 Gasolina en San Sebastián de los Reyes

6.990€, año 2015, 88.578 kms. v.1.2 8v 69 CV Loungver más

Land-Rover Discovery Diésel en Toledo

12.900€, año 2008, 30.000 kms. v.3 TDV6 HSE 190CV ver más