14 de abril de 2019
14.04.2019
Prueba

Seat Ateca: Acierto seguro

Pasamos varios días con el todocamino medio de la marca española; ahora monta un nuevo motor de gasolina de 150 CV que le sienta como un guante

14.04.2019 | 16:15
Seat Ateca: Acierto seguro

Cualquier motivo es bueno para probar el Ateca de SEAT. Más aún cuando la excusa es su nuevo motor de gasolina de 1,5 litros y cuatro cilindros que sustituye al bloque 1.4 de 150 CV. Implantado el pasado febrero, el nuevo 1.5 ecoTSI conserva la misma potencia, 150 CV, y el sistema de desconexión de cilindros cuando la demanda de par es baja. Así, no es de extrañar que esta versión del Ateca con tracción sencilla al eje delantero y caja automática -altamente recomendable- consiga unos registros de consumo ajustados, sobre todo yendo a un ritmo normal. Homologa 5,7 litros de media -5,5 litros con cambio manual- y, aunque no hemos logrado esa cifra, se ha bajado de 7 litros, algo que no esta mal teniendo en cuenta que hemos pasado por escenarios adversos para el gasto, como las típicas retenciones de las rondas de la capital murciana y varias excursiones por la montaña.

UNA DELICIA DE TACTO
El Ateca es un coche muy satisfactorio de llevar. Cualquier conductor se puede sentir a gusto en él porque, por un lado, permite muchas regulaciones en su puesto de manejo y todo está a la mano; y por otro, su tacto al volante es muy similar al de los 'SUV' más refinados del Grupo VAG. No hay crujidos al pasar por baches, el acabado de los plásticos más a la vista está bien resuelto y el diseño, aunque sobrio, resulta agradable.

Este buen ambiente general se refleja en el tacto mencionado, muy preciso. Una sensación de que todo está bajo nuestro control y que, aun siendo un 'SUV' que levanta sus bajos del suelo 19 centímetros -la altura total de la carrocería es de 1,60 metros-, tiene una dinámica muy directa y aplomada en los cambios de apoyo. Eso no significa que sea más incómodo que otros todocaminos que apoyen más suave, porque el Ateca también es confortable con la suspensión que trae de serie. Al hilo de esto hay que tener en cuenta que si configuramos el Ateca con tracción 4x2, el esquema trasero de suspensión es de eje de torsión, mientras que si optamos por la tracción total, éste será de paralelogramo deformable, más elaborado. Además, esta segunda posibilidad permite acceder, por poco mas de 700 euros, a la suspensión adaptativa variable que rebaja un centímetro la altura del coche y tiene tres perfiles seleccionables. De todos modos, nuestro SEAT Ateca con el esquema de serie y tracción al eje delantero ya nos parece una elección provechosa para un uso normal. Incluso, como hemos visto, se defiende con mucha dignidad en el campo gracias a la altura al suelo comentada y a unos voladizos razonablemente cortos.

UN MOTOR QUE ENAMORA
A las virtudes de la carrocería del Ateca, tratadas muchas veces en estas páginas -compacidad pero con capacidad interior prestando atención a la bancada trasera, maletero de hasta 510 litros, diseño sólido, visibilidad al volante...- sumamos el protagonista de esta versión: el bloque de gasolina 1.5 ecoTSI de 150 CV. Suave de funcionamiento, pero con una respuesta contundente que sorprende, nos parece un motor redondo ahora que el diésel empieza sus horas bajas. No creemos que quien opte por él se sienta defraudado, puesto que ofrece bastante potencia -parece algo más de la que anuncia- en un amplio margen de revoluciones y su sonido pasa desapercibido en el interior. Si lo unimos, por algo menos de 2.200 euros, al cambio de doble embrague de siete relaciones -como era nuestro caso-, el resultado aprueba con nota.

Los modos de conducción afectan a varios elementos: a la asistencia de la dirección, por cierto bastante directa, 'muy Audi'; a las transiciones entre los cambios de marcha, modo más deportivo a un régimen de vueltas mayor; o la respuesta que obtenemos al acelerador.

BIEN PREPARADO
En el capítulo del equipamiento, el Ateca va bien servido. Nos ha gustado el panel de instrumentos digital, que ofrece mucha información sin apenas desviar la mirada del frente y es además configurable; las ópticas de Led para todas las funciones, que alumbran muy bien y su asistente entre carretera y cruce es muy preciso; el sistema de infoentretenimiento con la pantalla más grande de ocho pulgadas es completísimo y da todas las funcionalidades actuales en cuanto a conectividad y navegación dinámica; el programador de velocidad con radar asiste en atascos haciéndolos más llevaderos; y los asistentes de salida de carril y de aviso de tráfico marcha atrás, que frena el coche automáticamente si detecta otro obstáculo; o la frenada de emergencia frontal, entre otros.

SEAT ha hecho de su 'SUV' medio un producto muy recomendable y actual. Tiene varios niveles de equipamiento para elegir, todos muy completos, incluido el vistoso FR que le da un carácter mas deportivo. Nuestro Ateca, vestido con el nivel Xcellence resulta interesante porque ya incorpora muchos elementos de serie que hemos descrito.

Si nos decantamos por esta versión de gasolina con 150 CV no nos defraudará, saldremos a la carretera con fuerza sobrada incluso si vamos con la familia y el cambio automático DSG de siete relaciones nos facilitará la conducción tanto que prescindiremos de usar las levas del volante.

El Ateca 1.5 ecoTSI cuesta desde 23.820 euros con cambio manual de seis relaciones; con la caja DSG tiene un precio desde 25.990 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Coches

Opel zafira Plateado, año 2005, 73000 kms, 5 puert

Opel zafira Plateado, año 2005, 73000 kms, 5 puertas, Diesel, transmisión ver más

Fiat Ulysse Gris, año 2005, 96000 kms, 5 puertas,

Fiat Ulysse Gris, año 2005, 96000 kms, 5 puertas, Diesel, transmisión manuver más