14 de abril de 2019
14.04.2019
Contacto

BMW 320d Aut.: Kilómetros de placer

Una de las versiones más equilibradas de la gama por sus prestaciones y gasto, dotada de una caja automática excelente y con un precio desde los 43.700 euros

14.04.2019 | 16:18
BMW 320d Aut.: Kilómetros de placer

Presentado hace muy poco, el nuevo Serie 3 de BMW viene a capitanear el segmento de berlinas con carácter. Siempre con la deportividad como seña de identidad y uno de los modelos más populares del fabricante, la variante que hemos elegido para abrir boca es una de las más conocidas y apreciadas por su equilibrio entre prestaciones y gasto: el 320d, asociado al interesante cambio automático de convertidor de par y ocho relaciones, única opción disponible de momento con esta motorización.

MECÁNICA EXCELENTE
Quizá uno de los mejores bloques de cuatro cilindros y dos litros diésel del mercado actual, si bien en la versión 320d no ha variado apenas respecto al de la generación precedente, pues conserva los 190 CV. Su sonido, la única pega que se le podía poner en ediciones pasadas, se disipa en la carrocería del nuevo Serie 3 gracias al excelente trabajo en materia de aislamiento y absorción de vibraciones, que elevan el confort de marcha al de todo un Serie 5. Nuestro 320d cuenta con fuerza suficiente para cualquier tipo de conducción, su par motor de 400 Nm es ya destacable y la respuesta resulta muy placentera, especialmente entre 1.500 y 2.600 vueltas. A partir de 3.000 decae un poco esa alegría, pero viene a nuestro rescate el cambio automático de ocho relaciones, que sabe mejor que nadie cómo y en qué momento aprovechar mejor el potencial disponible. Naturalmente podemos elegir la velocidad para engranar mediante las levas en la columna de dirección o bien con toques de palanca, pero, la verdad es que funciona tan bien en la posición automática que apenas hemos recurrido al modo secuencial.

Volviendo a las mencionadas prestaciones, ofrecemos los datos homologados. Su velocidad máxima es de 240 km/h y consigue llegar hasta los 100 km/h desde parado en 6,8 segundos con esta configuración de cambio automático. Otra de sus bazas es el consumo, asombrosamente bajo para un coche que da en la báscula un poco menos de la tonelada y media y de casi 200 CV: unos 4,2 litros por cada 100 km de media, una cifra a la que es fácil acercarse a poco que cuidemos nuestro pie derecho.

LA DEPORTIVIDAD QUE NO FALTE
Lo de controlar el pie derecho es una cosa que resulta complicada habida cuenta del goloso tacto de conducción que tiene, que además invita a buscar tramos de curvas para disfrutar de su dirección precisa y de un eje trasero imperturbable. Éste se puede complementar con el sistema integral xDrive -cuesta unos 2.700 euros más, un precio nada descabellado-. De todas formas con la tracción trasera ya ofrece una motricidad elevada, apadrinada por una electrónica de control precisa y efectiva. Pero la deportividad no viene solo de la mano de la cadena cinemática, puesto que el nuevo Serie 3 toma como punto de partida una estructura un 25 % más rígida, junto a una carrocería hasta 55 kg más ligera respecto al modelo anterior equivalente, debido al empleo del aluminio en algunos elementos de la misma. El reparto de pesos guarda la proporción de 50/50, marca de la casa, y se rebaja el centro de gravedad para sumar aplomo. También se avanza en materia de suspensiones con un sistema de serie que modifica su respuesta según el estado del firme. Y cómo no, en opción, se dispone de otra de dureza variable que actúa según los modos de conducción e incluye una función extra 'Adaptative' para una absorción inteligente dependiendo de nuestro modo de manejo.

EQUIPAMIENTO A LA ALTURA
El nuevo Serie 3 monta -o puede montar- un sinfín de elementos de última hornada, tantos que harían falta más páginas para detallarlos. Resaltamos las llantas de hasta 19 pulgadas -de serie son de 16-; el cuadro de instrumentos con pantalla de 12,3 pulgadas -una de las más vistosas y avanzadas que hayamos visto hasta la fecha- que se combina con la del sistema multimedia de 10,3 pulgadas -sonido Harman Kardon en opción- y el asistente de BMW Intelligent Personal Assistant con más funcionalidades; el láser para las luces de carretera; la información proyectada en el parabrisas; el techo solar; la apertura eléctrica del portón -el maletero, por cierto, tiene un volumen de 480 litros-; el programador de velocidad activo; la función de marcha atrás asistida -útil para salir de un sitio angosto-; el desbloqueo de puertas a través del móvil; o la dirección deportiva, entre muchos otros. Además se puede configurar bajo los estilos Sport, Luxury y M Sport, además del de base.

En resumen, una nueva berlina, que atesora el buen hacer de la marca en cuanto a deportividad para el día a día, con un consumo de risa. Encima, como ahora es un poco más grande -mide 4,71 metros de largo- ofrece más espacio para los de dentro. El precio de este 320d automático parte desde los 43.700 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Coches

Opel zafira Plateado, año 2005, 73000 kms, 5 puert

Opel zafira Plateado, año 2005, 73000 kms, 5 puertas, Diesel, transmisión ver más

Fiat Ulysse Gris, año 2005, 96000 kms, 5 puertas,

Fiat Ulysse Gris, año 2005, 96000 kms, 5 puertas, Diesel, transmisión manuver más