16 de julio de 2018
16.07.2018
Presentación

'SUV' y deportivo, BMW X4

Segunda generación de un modelo rompedor dentro de la estética de los todocaminos, ahora más grande, lujoso y capaz

16.07.2018 | 19:13
'SUV' y deportivo, BMW X4

La exitosa gama ´SUV´ de BMW lleva más de 5,6 millones de unidades matriculadas desde que apareció el primer integrante en 1999. El año pasado alcanzó una cuota dentro de la marca del 32 %, un 2 % más que en el anterior ejercicio. Ahora, después del lanzamiento del X2 le toca el turno al X4, para continuar con los cambios en la familia ´X´ que pasan por la cuarta generación del X5 después del verano y la aparición del exclusivo X7 para fin de año.

El nuevo BMW X4, del que se han vendido unas 200.000 unidades desde 2014 (casi 8.000 unidades en España), tiene un enfoque lúdico al ser un integrante de los modelos pares de la gama de todocaminos de BMW. Así, su silueta cae en la zaga como en el caso de su hermano mayor, el X6 que, junto al nuevo X2 se han planteado desde un punto de vista más deportivo. Con una vista muy atlética, la segunda generación del X4 aparece con mejor coeficiente de penetración aerodinámica (cx 0,30) y una longitud y distancia entre ejes ampliadas. Dentro, el puesto de mandos se orienta hacia el conductor y el aspecto general es parecido al de los últimos modelos de la marca en aparecer. Detrás, el maletero cuenta con 525 litros ampliables hasta los 1.430 litros de carga abatiendo la fila trasera (en porciones 40:20:40). Hay un compartimento bajo el piso y el portón se abre y cierra eléctricamente de serie.

Desde el inicio de su comercialización, el BMW X4 se vende con los propulsores diésel xDrive20d con 190 CV, xDrive25d con 231 CV, xDrive30d con 265 CV y M40d con 326 CV; los gasolina son los xDrive20i de 184 CV, xDrve30i de 252 CV y M40i de 360 CV. De momento son todos de tracción integral, aunque más adelante podrán llegar variantes sDrive y en todos los casos, la caja de cambios es automática de ocho relaciones con levas en el volante y modo deportivo. Para mejorar su dinámica se ha previsto el bloqueo electrónico del diferencial, que incrementa la motricidad, al igual que la dirección deportiva variable que hace el guiado más preciso. Estos elementos se unen a una suspensión más firme que la del X3 y un mayor ancho de vía (separación de las ruedas en un mismo eje) que éste, algo que consigue un comportamiento más aplomado.

Hay más detalles de dotación, como la pantalla del sistema multimedia de 10 pulgadas con control gestual, el asistente al aparcamiento mejorado, la conducción casi autónoma o la llave con pantalla a color informativa.

Hay tres acabados disponibles: xLine, M Sport y M Sport X. Dependiendo del nivel encontramos faros de Led con antinieblas, climatizador de tres zonas, programador de velocidad con frenada automática, sensores de aparcamiento, servicios de asistencia telemática con llamada de emergencia...

Los precios de la gama BMW X4 van desde los 53.500 euros del xDrive20i hasta los 74.700 euros del X4 M40d.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor

 

¡Suscríbete a MOTOR!

¿No quieres quedarte sin tu ejemplar? Compra la edición del día por sólo 0,99€ o edición de fin de semana (sábado y domingo, con edición impresa) por 17,95€ al mes